Y NO PASA NADA

Por cada cerdo llevado a matadero se pierden 30 euros

logoUpa.jpg

Como resultado del balance del año que acaba de terminar, Upa ha concluido que donde mayores problemas se han registrado en 2007 ha sido en los sectores ganaderos, debido al espectacular incremento de los precios de los piensos compuestos para alimentación animal, que sólo en un año –entre octubre de 2006 y octubre de 2007- han aumento su precio en unos 10 céntimos de euro por kilo, con un efecto directo sobre la economía de las explotaciones, hasta el punto de que en varios sectores los ganaderos llevan meses produciendo por debajo de costes de producción.

Ello significa que por cada animal llevado a matadero el ganadero no sólo no gana sino que pierde dinero. En definitiva, cuesta mucho más el precio de los camiones de pienso que el de los animales vendidos.

Así, a finales de 2007, por cada cerdo llevado a matadero se pierden 30 euros; y algo similar ocurre con conejos, terneros, etc. Una realidad crítica que se agrava en el caso de las explotaciones intensivas y que, en ningún caso, los ganaderos pueden trasladar al resto de la cadena agroalimentaria, porque los precios que están recibiendo por sus producciones no recogen los incrementos en los costes de producción.

Una situación diferente se está registrando en los últimos meses del año con el sector lácteo, porque después de varios años con precios en origen congelados (en torno a una media de 0,3 euros/kilo), entre mayo y diciembre de 2007 han subido más de un 50%, como consecuencia de la escasez de leche a nivel mundial, dado el espectacular aumento de la demanda en países orientales y la crisis climática que padecen importantes zonas productoras como Australia.

Una situación que, en la práctica, está permitiendo compensar la dura crisis acumulada durante años por este sector, con un aumento constante de los costes de producción y la congelación histórica de los precios en origen.

También dentro de la ganadería, otro hecho relevante en 2007 ha sido la firma, el pasado mes de octubre, de las normas básicas que regularán los contratos de integración de avicultura, impulsadas y suscritas por UPA con las empresas integradoras.

Fuente. Agroinformacion.com

Escriba su comentario