Vitoria registra un enero «muy cálido» y el cuarto mes seguido con poca lluvia

La temperatura media fue casi dos grados superior a la de un enero normal Los agricultores esperan una gran nevada que palíe la falta de agua.

4257640nuberayos.gifTerminó como un año seco y enero de 2008 ha acentuado el déficit hídrico que se ha acumulado desde octubre. El anticiclón invernal, que impide la llegada de frentes fríos desde el Atlántico, ha vuelto a hacer de las suyas y Vitoria y Álava, en general, han pasado un mes de enero «muy seco y cálido», según los datos del Instituto Nacional de Meteorología. Ni lluvia, ni nieve, ni frío tal y como se conocen aquí, aunque lejos todavía de las máximas y mínimas históricas.

Hasta ayer, el total de precipitaciones caídas y registradas en el aeropuerto de Foronda durante los primeros 30 días de 2008 era de 33,4 litros por metro cuadrado, cuando la media normal alcanza los 80,4. No obstante, la capital alavesa ha conocido fechas peores. En enero de 1993 no llegó a caer ni un litro. En concreto, un cuartillo. En el extremo contrario, y en ese mismo mes, pero en 1978, se recogieron nada menos que 247.

La falta de agua a principios de año no es mayor problema si sigue una primavera húmeda, pero la preocupación crece al tratarse del cuarto mes seguido calificado como «muy seco». «El último año normal fue 2005, porque los dos posteriores fueron deficitarios en precipitaciones», indicó el técnico del Instituto Nacional de Meteorología, Miguel Ángel Manjón.

En cuanto a temperaturas, la media registrada en el aeropuerto de Foronda en enero de 2008 fue de 6,2 grados, mientras que la media desde 1945 es de 4,6 . Se trata pues de un mes cálido. Aunque los ha habido más y mejores. El enero más caliente fue el 1996, con 7,6 grados de media.

«Arroyos sin agua»

Aunque no es alarmante, los ganaderos, agricultores y, especialmente, los viticultores comienzan a preocuparse ante un panorama sin agua en los próximos meses . «Ya debería haber llovido una cantidad aproximada a los 200 litros desde octubre y vamos por la mitad», expresó el responsable de UAGA en la Rioja Alavesa, Eduardo Pérez de Azpillaga. «Hemos empezado a mirar al cielo porque no baja agua por los arroyos y la tierra está seca», comenta Pérez de Azpillaga. Los labradores de la Rioja Alavesa han podido completar el ciclo de la poda sin problemas «porque no hemos tenido parones. Pero como febrero siga igual, en algunos zonas se tendrá que regar», agregó.

La misma inquietud existe entre los productores de cereal y patata y de los demás cultivos de estación «porque no ha habido invierno aún. Y tiene que llover y, sobre todo, nevar para limpiar la tierra de parásitos», agregó un portavoz de la UAGA.

Aunque ayer volvió a llover y a nevar en cotas altas a causa de un frente frío que barrió el Cantábrico desde Galicia, la situación se normalizará hoy. El viernes vuelven de nuevo las lluvias, aunque para el sábado de Carnaval no se esperan chubascos, sino «aire fresco con nubes», según Migel Ángel Manjón. «Será una jornada fría con precipitaciones en el litoral, pero no en el interior. El domingo se producirá otro cambio con la llegada de una pequeña perturbación, aunque en esta ocasión el viento viene del Sur y las temperaturas subirán. El agua no llega.

Fuente. Elcorreodigital.com

Escriba su comentario