UPA denuncia márgenes comerciales de más de un 1.000% en algunos productos típicos de Navidad

La OPA aboga porque las administraciones actúen contra los distribuidores e intermediarios y pongan el doble etiquetado a los productos. Insta la creación de una Ley de Márgenes Comerciales para evitar el “encarecimiento injustificado”.

logoUpa.jpg
La organización agraria UPA ha realizado un análisis de la evolución de los precios de los productos agroalimentarios típicos de las fechas navideñas y ha sacado como conclusión que, a tres días para que llegue Nochebuena y Navidad, algunos alimentos han subido desde el punto de origen hasta lo que paga el consumidor más de un 1.000 por ciento.

Así, el cardo que se paga en origen a 0,16 euros/kilo, lo pagan los consumidores a 1,90 euros/kilo, lo que supone un 1.188 por ciento de margen comercial. Mientras el cordero de calidad extra, los márgenes se sitúan en un 450 o 342 por ciento; el cochinillo se paga en origen a 3 euros/kilo y los consumidores lo compran a 13,50 euros/kilo; y el cordero lechal en origen está a 4,50 euros/kilo, y se paga en destino a 15,40 euros/kilo.

UPA, al comprobar los márgenes “abusivos” que está sufriendo el productor denomina como “especuladores” a los distribuidores y a los intermediarios ya que considera que “hacen su particular agosto con beneficios escandalosos que repercuten en los precios del consumidor”. Y mientras, los productores se encuentran inmersos en una crisis de precios “inasumible”, lo que supone en muchos casos que la explotación agraria “no pueda cubrir los costes de producción”.

La solución que UPA propone contra la “especulación” es que las administraciones “actúen contundentemente” contra estos colectivos mediante la introducción “del doble etiquetado” que permite conocer cuanto se paga al agricultor o ganadero y cuanto paga al consumidor. Además pide la creación de una Ley de márgenes comerciales que “evite el encarecimiento injustificado de los precios agroalimentarios”.

UPA completa estas medidas con el llamamiento a los consumidores para que “exijan productos de calidad autóctonos que cumplan los requisitos sanitarios y de trazabilidad”.

Fuente. Agroprofesional.com

Escriba su comentario