Unzalu: “Las esperanzas que teníamos con la reforma de la PAC se han ido”

escudo_gvasco1936.gifABC – La consejera de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca del País Vasco, Pilar Unzalu, ha dicho que las esperanzas del sector agrícola y ganadero vasco ante la reforma de la Política Agraria Común (PAC) se han ido porque “la propuesta está llena de indefiniciones”.

Según ha explicado Unzalu en una entrevista concedida a Efe, en la propuesta presentada por la Comisión Europea no está definida ni la financiación, ni quiénes serán los perceptores de las ayudas -“porque no aclara el concepto de agricultor activo”-, ni cuáles serán los criterios para el reparto de los fondos.

“Es fundamental que los perceptores de las ayudas sean aquellas personas que tengan como actividad principal la agraria. No aceptaremos otras formas jurídicas”, ha aseverado.

Unzalu ha criticado también el escaso avance de la propuesta de reforma en materia de simplificación, ya que, a su juicio, “no es coherente el nivel de ayudas que reciben los agricultores con el esfuerzo administrativo y en la manera de trabajar el producto que se les pide”.

Por ello, la consejera ha asegurado que desde el País Vasco no están de acuerdo con la introducción del concepto de pequeño agricultor en la nueva PAC si no va acompañado de una mayor simplificación de “papeleo” para éstos.

En cuanto al cambio de modelo en las ayudas al pasar del pago directo a la tasa única por hectárea, Unzalu ha señalado que “no se trata de blanco o negro” y ha apostado por compaginar que una parte de la ayuda vaya ligada al criterio de superficie, con otros elementos que tengan en cuenta las características agronómicas de cada región.

La consejera ve peligrar los 52 millones de euros en ayudas directas que recibe actualmente el País Vasco, ya que el cambio a la tasa única que propone la Comisión -“con la superficie como único criterio para el reparto”- perjudica a la autonomía, donde prima el minifundio y las pequeñas explotaciones.

Desde el País Vasco son partidarios de que haya una segunda fase en las negociaciones sobre la PAC para el periodo 2014-2020 en la que se determine la capacidad de las propias autonomías de ajustar las ayudas del primer pilar a las necesidades de su zona, debido a las diversidad agronómica de España.

“Aunque nos separen pocos kilómetros, tenemos poco que ver con Aragón, pero con la cornisa cantábrica tenemos en común la importancia del sector lácteo, y con Asturias compartimos la cuestión de alta montaña y zonas desfavorecidas”, ha indicado.

Pese a las dificultades orográficas del territorio, la consejera ha subrayado que el País Vasco ha conseguido desarrollar una agricultura y una ganadería basada en la diferenciación y la innovación del producto y que tiene en el vacuno de leche y en el viñedo dos de sus sectores estratégicos.

La consejera está también en desacuerdo con la manera en que los borradores de la propuesta de la PAC definen el “greening” (proceso de transformación respetuoso con el medio ambiente), ya que considera excesivo destinar el 30 % de las ayudas directas a los productores que desempeñen medidas medioambientales en sus explotaciones y se decanta por reducirlo al 20 %.

“Tal y como aparece el ‘greening’ en borradores me parece que el trabajo de sostenibilidad medioambiental que realizan los agricultores no está suficientemente remunerado por la PAC”, ha afirmado.

La consejera ha resaltado la importante labor medioambiental que “desde siempre” los agricultores y ganaderos desempeñan en el campo, ya que éstos gestionan, junto con el sector forestal, el 85 % del territorio vasco, fijan población y crean empleo.

Escriba su comentario