Unos 5.000 agricultores y ganaderos se congregan en Madrid para denunciar la “gravísima situación” del campo

CABREO2.gifUnos 5.000 agricultores y ganadores se concentraron hoy ante el Ministerio de Agricultura en Madrid para solicitar al Gobierno un “gran debate” sobre la política agraria ante la “gravísima situación que está viviendo el campo”, convocados por la organización La Unión y secundada por agricultores provenientes de la Comunidad Valenciana, Cataluña, Extremadura, Canarias, Madrid, y Castilla y León.

El coordinador general de esta organización agraria estatal, José Manuel de las Heras, explicó hoy que el objetivo de la manifestación era denunciar la “terrible crisis” que vive el campo a juicio de este colectivo y ante la que la Administración les responde que no se puede intervenir “porque las normas de la política agraria comunitaria no permiten el intervencionismo”. De las Heras denunció que, sin embargo, los agricultores ven cómo el Gobierno sí interviene en otros sectores “que han recogido beneficios estos años”.

Entre ruidos de petardos y silbatos, y al grito de “manos arriba esto es un atraco” y “la unión hace la fuerza”, los agricultores y ganadores han vertido leche y han tirado naranjas y nectarinas al suelo, en símbolo de protesta. La Unión, que anuncia que continuará con otras medidas de protesta, quiere también “despertar” a otras organizaciones para que se sumen a las reclamaciones. DE LA COMUNIDAD VALENCIANA A CASTILLA Y LEON

Para el miembro de la Comisión Ejecutiva de La Unión y también secretario general de La Unió de Llauradors i Ramaders de la Comunidad Valenciana, Josep Botella, la movilización de la organización pretende mostrar que “hay otras formas de hacer política agraria”, ya que la actual “está siendo un fracaso”.

Para Botella, la actual política agraria “está llevando a centenares de miles de agricultores a la ruina”, por lo que esta manifestación ha nacido con la intención de que la organización se haga “visible delante de la sociedad”, porque considera que “no solo están timando a los agricultores, también a los consumidores”.

Además, desde Castilla y León, el coordinador general de la UCCL, Jesús Manuel González Palacín, exigió “un cambio radical” en las políticas agrarias para “obtener rentabilidad” en las actuaciones del sector.

En concreto, solicitó que las distintas administraciones “pongan mecanismos de intervención”, de modo que “se regulen las importaciones, se apliquen cláusulas de salvaguardia y preferencia comunitaria”, así como, llevar a cabo “una política de apoyo a la agricultura y ganadería de la Unión Europea de España y de las regiones”. “CRISIS PROFUNDA”

Por último, el coordinador nacional de la Unió de Pagesos de Catalunya, Joan Caball, declaró que su sector vive una crisis “profunda” que empezó con el sector ganadero hace más de un año, que continua con los sectores agrícolas. Por ello, criticó hoy tanto al Gobierno central como al catalán por su falta de “medidas” ante esta situación.

Asimismo, explicó que el sector agrario de Catalunya lleva siete trimestres consecutivos en crecimiento negativo. Por tanto, al crisis que vive es “profunda” y, por ello, solicita una política fiscal adecuada, entre otras medidas.

FINANAZAS

Escriba su comentario