Un ganadero recibe hoy por un cordero lechal el mismo dinero que hace 25 años

«Yo me acuerdo que mi padre tenía ovejas cuando yo tenía quince años y ya entonces los lechazos se vendían a quinientas pesetas cuando había muchos, y a entre ochocientas o mil en verano o Navidades, hace 30 años. Y hoy, están a cuatro euros o cinco (que no llega a 800 pesetas)». Son las palabras del presidente de ASAJA, Donaciano Dujo, y que describen la situación que está atravesando el sector ganadero en España en general, y en Castilla y León en particular.

Asaja.gifcoag.giflogoUpa.jpg

Los datos hablan de «cuatro abandonos diarios», según la estadística presentada por el secretario regional de UPA, Julio López, o lo que es lo mismo, de la desaparición de 1.486 ganaderos en el último año, pasando de 11.300 en el año 2006 a 9.814 en el 2007. Lo que es peor es que «el 30% de las explotaciones podrían desaparecer en los próximos tres meses». «Estamos hablando de una situación de inviabilidad», apunta Aurelio Pérez, desde COAG, que recuerda cómo «han bajado los precios de la carne en origen un 8% mientras que en destino han subido un 5%».

Es la radiografía de un sector que está enfermo en el país y que ha llevado a las tres organizaciones agrarias nacionales a convocar una manifestación en Madrid el próximo 29 de noviembre. El recorrido no está aún definido pero sí que se sabe que terminarán en las puertas del Ministerio de Agricultura. Con esta marcha exigirán hasta once medidas consensuadas por las tres OPAs.

Solicitan ayudas en el 2008 con un límite de hasta 6.000 euros por explotación; créditos blandos y préstamos avalados por el ministerio; la exención de las cuotas a la Seguridad Social; el acceso de los ganaderos a Derechos de pago acoplados y desacoplados de la reserva nacional; un plan de reestructuración para los ganaderos; la reducción de los módulos de cotización del IRPF; la devolución del IBI de las explotaciones ganaderas; la supresión de las tasa de retirada de los MER de los mataderos; la devolución de las primas pagadas por los ganaderos por la retirada de cadáveres de las explotaciones; campañas de promoción para reactivar el consumo, y la identificación del etiquetado del origen del animal para impedir que se pueda vender cordero extranjero como nacional.

«Lamentablemente, ni el Tribunal de la Competencia, ni el Ministerio de Agricultura han puesto medidas para paliar la situación del ovino de leche», aseguraba Pérez, que se preguntaba cómo va a haber competencia entre las dos únicas empresas recogedoras de leche que cuentan con una sola central de recogida. «Si esto es competencia, que venga Dios y lo vea».

Lo que tampoco «es justo, ni económica ni socialmente, es el maltrato que el sector ganadero de este país está sufriendo vía precios y vía descrédito por la subida de la cesta de la compra», lamentaba Dujo. Y es que se pueden establecer diferencias de hasta un 1.200% en el precio de origen y de venta, y es un beneficio que los profesionales agrarios ni controlan ni reciben.

Y para completar la situación se suma el elevado precio de los piensos que se ha incrementado un 40%. «Hacemos un llamamiento a las industrias de piensos para que ajusten los precios», solicitó López. Si antes hubo una repercusión inmediata cuando subió el precio del cereal, «en este momento tienen que reducirlo» porque en las últimas semanas los agricultores han asistido a una reducción en los precios de cereal de un 18%.

Apoyo de las Cortes

Las Cortes, con los votos a favor del PP y la abstención PSOE, aprobaron ayer una proposición no de ley a través de la que se pretende que la Junta pida al Gobierno central la adopción «urgente» de un Plan Nacional de Apoyo al Sector Ganadero ante la crisis por la que atraviesan los profesionales.

Fuente. Nortecastilla.es

Escriba su comentario