Un ganadero de Cubillos gana el primer concurso de ordeño de ovejas ´on-line´

635.jpegEl premio de 3.000 euros fue entregado por la viceconsejera de Desarrollo Rural, que presidió el acto, en el que fueron premiados otros 22 ganaderos

Una oveja de una explotación de la localidad zamorana de Cubillos y otra de Villalba de la Loma, Valladolid, han conseguido el título de “Reina de la leche 2008”, lo que quiere decir que han logrado los dos primeros premios del primer Concurso de Ordeño de Ovino “on-line” que se convoca en España y cuyos galardones fueron entregados ayer en Toro en un acto al que asistieron cerca de 200 personas y que estuvo presidido por la viceconsejera de Desarrollo Rural Mª Jesús Ruiz. Los 23 premios entregados, a excepción de uno que ha ido a parar a Albacete, han recaído en explotaciones castellano leonesas, de las que siete están ubicadas en Zamora. «La excepción hubiera sido lo contrario, ya que estamos en una comunidad autónoma, y en una provincia como Zamora en concreto, que están a la cabeza del sector del ovino de leche de España», dijo al respecto Fernando Paz, director de la revista “Tierras” que ha puesto en marcha el proyecto, respaldado por la Junta de Castilla y León y otras instituciones como las diputaciones de Zamora, Salamanca y Valladolid, así como diversas empresas patrocinadoras.

Los ganadores se llevaron 3.000 euros de premio cada uno. En cuanto al resto de ganaderías zamoranas premiadas, la de Benjamín Fernández Anta, consiguió el segundo premio, dotado con 1.100 euros; la de Alfonso Camín López el quinto, por lo que fue premiado con una licencia del Sfotware de identificación “Gerionte OC”, al igual que la de Víctor Sanmiguel, que logró el sexto premio y la de los Hermanos Conejo Muñoz, que logró el décimo. José Félix Fernández se alzó con el decimotercero, por lo que recibió un lote de productos lácteos Gaza y la Cooperativa Ballestero Enríquez el decimosexto, lo que le valió una noche en un hotel de cuatro estrellas para dos personas. Todas las ovejas ganadoras pertenecen a la raza Asaff.

La viceconsejera de Desarrollo Rural destacó la «importancia que tiene para esta comunidad autónoma» el sector del ovino y de ahí, dijo, la elevada participación de las explotaciones de la región en el concurso. Ruiz recordó que más del 63% de la lecha de ovino de España se produce en Castilla y León y manifestó que «premiar esas experiencias y esa apuesta por la innovación y la calidad es muy significativo». La participación en el certamen ha sido de 291 explotaciones en conjunto, y de ellas sólo han podido pasar a la fase final un total de 72 explotaciones con 348 ovejas. La participación ha sido «muy abierta», según los organizadores y ha estado sometida inicialmente sólo a unos requisitos básicos «que demuestren que se trata de una explotación ganadera legalmente establecida, que cumple las exigencias de sanidad y bienestar animal». El mayor inconveniente por el que muchas explotaciones no han pasado a la fase de selección ha sido «la falta de una sistematización adecuada y con unos requisitos mínimos de objetividad de los datos de control lecheros facilitados».

El concurso valora la cantidad de litros producidos anualmente por cada oveja, aunque entre los 25 animales con un mayor índice de producción anual el jurado «tiene en cuenta otros matices que tienen que ver con la calidad global del trabajo, de manera que, puede haber ovejas que han producido más pero de una forma más irregular». Para llevar a cabo la valoración de datos se ha partido de los que manejan «los técnicos que habitualmente visitan las explotaciones» y que entregan al ganadero. «Este año se ha trabajado con los datos finales de cada lactación, pero al próximo año queremos intentar hacer una especia de liga haciendo una clasificación mensual para darle más interés y expectación al concurso», ha dicho Fernando Paz. Las dos ovejas ganadoras han superado los 100 litros en la lactancia completa, una «cantidad importantísima» para una oveja, resaltó, si se tiene en cuenta que la media se encuentra entre los 350 y los 375 litros anuales.

Las dificultades de convocar un concurso con las ovejas presentes debido a los elevados costes que plantea la movilidad de los animales, así como a las restricciones sanitarias, es lo que ha llevado a la celebración de este primer concurso vía Internet, según explicó el director de “Tierras”, una tecnología que, según dijo, se pretende aprovechar en próximas ediciones «incluso para poder mostrar imágenes para que se puede ver a través de la red una parte del trabajo que se realiza en las explotaciones». Esta primera edición, añadió, se ha puesto en marcha «con algunas complicaciones, ya que estamos en el mundo rural, dónde no están extendidas las nuevas tecnologías», a lo que hay que sumar que se trata de granjas «que están desperdigadas de los cascos urbanos», aunque señala que se han realizado «ensayos» para en ediciones sucesivas poder desarrollar la experiencia de establecer conexiones en tiempo real a través de la red.

La oveja ganadora del certamen es de la raza Asaff y produce 1.080 litros al año
El joven Luis Manuel de la Iglesia, de 29 años, regenta junto a sus padres una explotación de 700 ovejas de la raza Asaff en la localidad zamorana de Cubillos. El ejemplar que ayer ganó el certamen produjo 1.080 litros de leche en la lactancia completa y 680 a 150 días, una cifra muy superior a los 400 litros de media de producción por oveja y año que se registra en su ganadería. Luis Manuel cree que es «por la genética», porque, por lo demás, todas reciben el mismo trato. Este joven zamorano, que comenzó a trabajar en el negocio familiar hace cinco años, se siente muy satisfecho con el trabajo que realiza: «a mí me gusta y, tal y como están las cosas por ahí, aunque es trabajoso, porque tienes que estar todo el año pendiente, creo que gustándote no tiene problema». Se queja, como todos, de los precios de la leche, que «se han mantenido en los últimos años e incluso han bajado» y, aunque dice que «el año pasado no fue malo», sin embargo subraya que «estamos peor que hace unos años, porque los costes de producción han subido y los precios bajan».

El otro ganador del primer premio es Diego Villacé Verano tiene 35 años y tiene su ganadería, en la que trabaja junto a sus dos hermanos, en la localidad vallisoletana de Villalba de la Loma. Su explotación tiene 1.2000 ovejas y la ganadora registró una producción de 1.100 litros anuales -760 a los 150 días- frente a los 380 de media que ostenta la explotación. A Diego este tipo de concursos le parece que «están bien, porque es un aliciente para los que estamos hundidos en la miseria todos los días, porque los precios cada vez son más bajos y eso que los piensos han bajado».

LA OPINION DE ZAMORA

Escriba su comentario