Un batida foral busca a los lobos de Karrantza

 

lobo_9037_1
geroa miniVarios lobos continúan atacando al ganado de nuestros baserritarras. Los fanáticos pro-lobo, inician una campaña de manipulación contra los ganaderos vascos.

DEIA – Ahora ya no hay duda. Los lobos están campando a sus anchas por la zona de Karrantza atacando la cabaña ganadera de ovejas de la zona más al oeste de Bizkaia. La prueba definitiva se obtuvo en la pasada madrugada del viernes al sábado cuando una cámara de infrarrojos obtuvo tres imágenes de uno de los cánidos salvajes que mató a más de una decena de reses el pasado jueves.

La imagen obtenida de madrugada fue capturada en el mismo lugar donde el animal había atacado noches atrás. “Creíamos que no iba a ir una tercera vez al mismo sitio pero instalamos esta cámara que utilizan los naturalistas y se activó cuando llegó el lobo”, explica Xabier Monduate Crespo, uno de los ganaderos afectados por las razias de los lobos. Y es que en la noche del jueves al viernes los lobos atacaron de nuevo aunque con un botín más escaso, según explica Monduate. “Encontramos una oveja muerta y un cordero sin cabeza que no hallamos en el ataque que hizo la noche anterior”, explica.

Como informábamos el viernes, en el ataque del miércoles al jueves los lobos acabaron con la vida de 11 ovejas y otras nueve más, propiedad de un ganadero del barrio de Sierra, resultaron heridas por dentelladas.

Las imágenes obtenidas por la cámara nocturna “han sido definitivas para que ahora en la Diputación crean que los ataques son de lobos y no de perros salvajes”, asegura el productor del valle de Karrantza. El pasado jueves, un técnico del departamento foral de Agricultura aseguró que el ataque del miércoles al jueves había sido obra de un perro salvaje, a pesar de lo cual autorizó la batida solicitada por el Ayuntamiento y que tuvo lugar ayer.

TODA LA ZONA DE LA SIERRA Tanto ganaderos como miembros de la Base Gorria de la Diputación Foral de Bizkaia participaron en una búsqueda de calado en la que participaron unas 40 personas y que recorrieron toda la zona de la Sierra. “Estamos desde esta mañana siguiendo rastros desde la zona de la cumbre y vamos a cubrir todo el monte donde pueden estar los lobos”, explicaba el ganadero al teléfono mientras se movía por el monte. Sobre la cantidad de animales salvajes que pueden estar protagonizando las últimas razias entre la cabaña ovina de Karrantza, Monduate cree que “hay más de un ejemplar, seguro”.

La semana pasada otra batida conseguía acabar con la vida de un lobo adulto de gran tamaño en el valle y los cazadores aseguraron haber visto al menos otro ejemplar que consiguió huir.

Escriba su comentario