UAGA traslada a Diputación las afecciones

logoUAGAA mediodía de hoy UAGA se ha reunido con el Diputado de Agricultura, Borja Monge, en el marco de las reuniones periódicas que mantienen ambas entidades. En la misma el sindicato ha trasladado al diputado las afecciones transmitidas por los agricultores, que ascienden a cerca de trescientas hectáreas dañadas, el doble de lo anunciado por el departamento, así como un informe donde se constata que la gestión del desesembalse no fue la más adecuada.

El informe constata que desde el 10 de enero se preveía un empeoramiento del tiempo y ya para el 14 se avisaba de alerta naranja por lluvias. Pese a que el sistema del Zadorra superaba con creces la curva de garantía y el nivel de los embalses se situaba en cotas similares a las de años anteriores, se esperó hasta el día 16 para reunir la Mesa Interinstitucional del Agua. Desde el 14 al 16 de enero se recogieron 60,8 litros por metro cuadrado en el embalse de Ullivarri y 86,6 en el de Urrunaga. Así las cosas, se permitió que las lluvias caídas incrementaran el nivel del embalse de Ullibarri en 12,976 hm3 desde las 0:00h del lunes 14 de enero hasta las 0:00h del miércoles 16 de enero.

Por su parte, el volumen de agua embalsada en Urrunaga también aumentó de 51,165 hm3 hasta los 59,596 hm3, es decir, un aumento de 8,431 hm3. El desembalse no comenzó hasta el mediodía de ese miércoles 16 de enero, cuando podría haber empezado 24 horas antes según los datos de que disponemos. Como resultado de todo ello, según los datos recogidos en UAGA son 268 hectáreas las que se han visto afectadas seriamente, en un total de 312 parcelas de cultivo y un centenar de explotaciones. La mayor parte corresponden a fincas de trigo y cebada, cultivadas en las orillas del Zadorra, Alegría y Santo Tomás. Sin embargo, los daños no sólo se han producido en esta zona y es que la falta de limpieza de los ríos ha provocado inundaciones en 23 riberas y 23 municipios diferentes.

Por todo ello, UAGA ha pedido al Diputado la necesidad de transmitir a las instancias oportunas – fundamentalmente URA y la Mesa del Agua-, la exigencia del sector de que se efectúen desembalses preventivos con la suficiente antelación. Asimimo exige que se actúe en los ríos y riberas para evitar situaciones como obstrucción de puentes, estrechamiento del cauce de avenida, presencia de sólidos
flotantes (árboles arrastrados, etc.) que disminuyen la capacidad de desagüe en el punto de acumulación y crean inundación aguas arriba. Asimismo, UAGA espera que esta situación no se vuelva a repetir y que se tengan en cuenta las previsiones meteorológicas para realizar los desembalses preventivos, máxime cuando ahora mismo el sistema se encuentra al 85% de su capacidad.

Escriba su comentario