UAGA exige a Diputación que haga frente, de manera inmediata, a los continuos ataques de buitres al ganado

logoUAGAPara el sindicato, es imprescindible reducir la población de carroñeras

A pesar de reconocer que el problema del buitre viene ya de hace tiempo, los responsables forales siguen sin querer atajar el problema, que podría solucionarse con medidas para regular la población de animales  y la elaboración de un plan de gestión de las carroñeras. Para UAGA y el sector ganadero es inaceptable que las instituciones no hagan frente a esta situación y reclaman la urgente puesta en marcha de iniciativas.

bai.gif

En los últimos días se han sucedido los ataques de buitres en el territorio alavés. Prueba del incremento de estos ataques es el aumento de denuncias a la Diputación que, si bien no recogen todos los sucedidos, pueden servir de referencia para ver la magnitud del problema. En lo que llevamos de año se han duplicado los ataques denunciados en 2006. Diputación ha reconocido la existencia de 544 parejas de buitres, mientras que en 1979 sólo había en el territorio 49 parejas. Esta sobrepoblación ha llevado a la desnaturalización del comportamiento del buitre que, ante la necesidad de alimento, está atacando a animales vivos.

UAGA lleva tiempo reclamando a Diputación actuaciones que puedan atajar la situación a la que se ve sometido el sector ganadero. Sin embargo, hasta el momento no se han dado novedades y pese a reconocer la semana pasada en Juntas Generales que el problema no es nuevo, el teniente de diputado Claudio Rodríguez aseguró que el Plan de Gestión “no se aprobará en un horizonte cercano”. Estas declaraciones son inaceptables para el sector, que no entiende cómo un problema de las dimensiones que comienza a tener éste, se deja a un lado esperando mejor ocasión.

Ante esta pasividad de las instituciones, UAGA ha instado una vez más a los responsables forales que tomen cartas en el asunto. Como primera medida, el sindicato considera imprescindible reducir la población de carroñeras . Una vez regulado el número de animales admisible en un Territorio como el nuestro, habría que poner en marcha un Plan de Gestión del buitre, donde se controle la situación de los muladares y se realice un control de la alimentación que se vierte a los comederos.

Lo que no va a permitir el sector es que el problema se deje en el cajón de las cosas pendientes, porque para cualquiera que observe el Territorio, cada vez son mayores las bandadas de buitres y más los ataques que sufre el ganado vivo. El sector ganadero tiene ya bastantes problemas como para que la administración se permita el lujo de dejar pasar el tiempo en esta cuestión.

Fuente. UAGA

8 Respuestas to “UAGA exige a Diputación que haga frente, de manera inmediata, a los continuos ataques de buitres al ganado”

  1. Juanvel Says:

    Supongamos que se reduce la población de estos animales que están protegidos por la ley, y luego va Diputación Foral de Alava y por cada recogida de animal muerto en las explotaciones de Alava les cobra una cantidad digna por la eliminación en condiciones higiénicas y sanitarias y todos tan contentos.La cantidad digna digo yo entre 90 y 120 euros por animal muerto
    Que menos Srs.ganaderos.Hay que estar a las duras y a las maduras.
    ¿Y a los de la UAGA que les parece esta iniciativa mia?

  2. geroa Says:

    Son cosas que no tienen nada que ver y las tienen que decidir las administraciones. Tu iniciativa parece una “venganza” (dicho sanamente y entre comillas) con los ganaderos porque proponen soluciones que tu no compartes. y te recuerdo que así como decimos que los buitres no son los culpables de esta situación, los ganaderos tampoco.

  3. Juanvel Says:

    Geroa ya se que yo no tengo poder de decisión, era un comentario sin ningún tipo de venganza, pero si de pequeño cabreo.
    Porque veo que la UAGA va cambiando de peticiones, y de exigencias. En esta última ya pide la eliminación de parte de ciertos elementos, cosa que no comparte la sociedad en general y veo que con este tipo de peticiones no lo va ha ver con agrado y por el contrario creer al ganadero como un elemento distante, egoísta y enfrentado a ella, (a la sociedad me refiero) El ganadero siempre exigente y sin poner nada de su parte ¿Y cual es la razón de esa creencia?
    La sociedad en general no sabe lo que es la ganadería extensiva, y en ello radica el principal problema, nosotros estamos acostumbrados al pastoreo de toda la vida, ya me entienden a lo de guiar y apacentar el ganado y a su vez no comparte el enfrentamiento constante que tienen los sindicatos del sector primario con todo tipo de Administraciones en cuanto a la eliminación de la fauna silvestre se refiere y otras muchas exigencias.
    Cambiando de tema lo propuesto ingenuamente por mí en cuanto a cobrar un canon por retirada de animales muertos, creo saber, que o se obliga o que se quiere implantar en la Comunidad Autónoma de Navarra, en fin cosas de la vida Geroa.
    Estoy profundamente convencido que en un futuro el sector primario este en sintonía con la fauna silvestre y a ser posible en armonía y sin ser enemigos ni competidores.Eso el tiempo lo dirá.

  4. sabueso Says:

    Juanvel ,no es mala idea la de cobrar,pero los ganaderos,por cada animal que la administracion quiera llevar a los muladares,con 100€ nos conformamos.Conoces la normativa respecto a los animales que se pueden llevar a los muladares?,creo que desde la crisis de las vacas locas solo se podian depositar caballos,burros y cerdos,el ganado vacuno,ovino y caprino tenian que ir a las incineradoras,sigue en vigor?.En otro comentario he leido que los buitres no localizan la comida por el olfato sino por la vista,¿porque dan vueltas sobre las parcelas en las que estas aplicando purin o estiercol?,quizas el olor les confunde?.Con las gaviotas pasa lo mismo,pero estas se posan y se “ponen moradas”con las larvas.La capacidad de adaptacion de los animales es sorprendente.Que conste que las preguntas son dudas reales y como tu controlas el tema…Saludos

  5. geroa Says:

    Juanvel. La palabra cabreo esta mejor, por eso le puse “venganza” entre comillas. Comparto tu ultimo párrafo:
    “Estoy profundamente convencido que en un futuro el sector primario este en sintonía con la fauna silvestre y a ser posible en armonía y sin ser enemigos ni competidores”
    Lo de cobrar o no por la retirada de animales muertos, también lo dirá el tiempo.
    Un saludo.

  6. Tarratian Says:

    Es lamentable el comunicado de UAGA. En lugar de atacar a las causas, nos quedamos mirando al dedo. También me parece lamentable sugerir que la alimentación de los buitres debe hacerse exclusivamente en restaurantes, o sea, comederos. No y no. Solo falta hacerles depender aún más. Eso, por definición, no es sostenible. Los buitres deben seguir comiendo como siempre: carroña dispersa. Esa es la clave: dispersión e impredecibilidad de la fuente de alimento (y cantidad suficiente, claro está). No vale darles de comer como a gallinas. Aparte de contraproducente, es caro.

  7. geroa Says:

    A ver Tarratian. Seguro que me equivoco. Pero las poblaciones (parece que desproporcionadas) de buitres, ¿no han aumentado por la sobrealimentacion de los comederos?. Entonces, seria recomendable regular el numero de buitres para que los que convivan en nuestros montes se alimenten digamos naturalmente (sin comederos).

  8. Tarratian Says:

    No, no han aumentado por la sobrealimentación. Han aumentado básicamente porque se ha dejado de perseguir (caza y veneno). Antes de su protección legal tenían alimento de sobra, pero su población era baja porque se le perseguía directamente. Después de su protección y en tanto desaparecían poco a poco las viejas costumbres (y no de golpe, cumpliendo txintxo-txintxo la ley), las poblaciones comenzaron a aumentar. En esta fase se abrieron algunos comederos para reforzar esa recuperación. Las poblaciones aumentaron, y seguía habiendo alimento de sobra. Lo que empezó a limitar la población en algunas zonas fue la disponibilidad de las zonas de nidificación adecuadas. La situación está cerca del equilibrio. No hay noticias de ‘ataques’ Y en estas, suceden dos cosas: A) se empiezan a retirar rebaños del monte para estabularlos (la incidencia de este hecho no ha sido estimada, pero yo creo que es baja) B) al poco tiempo, se obliga a retirar del monte toda res muerta para su incineración, por culpa del mal de las vacas locas, del scrapie y no sé si de algo más. De golpe y porrazo, desaparece el 90% de la comida. Es la gran crisis. Y, aunque no tenga nada que ver con el tema de los ‘ataques’, añade a eso la proliferación de centrales eólicas en las cumbres, a menudo en las zonas ganaderas donde buscan su pitanza, y te harás una idea del panorama que les espera. Es la crisis desatada. Nos podemos quedar sin buitres en un plis plas (que dada la dinámica poblacional de la especie puede ser quince-veinte años, si no cambian las cosas).

Escriba su comentario