TRUCHAS, PESCADORES, GARZAS Y CORMORANES.

9 Respuestas to “TRUCHAS, PESCADORES, GARZAS Y CORMORANES.”

  1. Pedro Guzman Says:

    La garzas y los cormorans terminarn esquilmando la fauna piscicola sin que nadie haga nada para remediarlo. Yo alucino con todos los comoranes y garzas que se ven en rios y pantanos y el dño que hacen a la pesca. De hecho como bien dice el reportaje las truchas estan a punto de desaparecer en Navarra.

  2. Tarratian Says:

    Habló el tonto.

  3. geroa Says:

    Eres “la hostia” Tarratian. ¿Cuales son a tu juicio las razones del descenso de las truchas en nuestros ríos?

  4. Tarratian Says:

    Muhcas y diversas, sin duda, y no todas se dan a la vez en los mismos tramos de río.

    En Leitzaran llevan años arrojando toneladas de sal en la autovía. Estas laderas desaguan, además de a Leitzaran, a los ríos Araitz (Araxes), Larraun y Oria.

    Kutxa ha arrasado laderas enteras de pinar en Leitzaran, y el río ha tenido materia en suspensión durante semanas y semanas. Supongo que estaréis al corriente de cómo afecta todo esto no solo a la reproducción, sino también a los adultos.

    En tramos canalizados, donde se ha eliminado la vegetación de ribera (no solo el bsoque, también la de menor porte) la temperatura del agua ha aumentado muy significativamente, y el contenido de oxígeno ha caído en picado. Hay tramos donde el oxígeno desaparece del todo y luego reaparece con una frecuencia diaria, siguiendo el ciclo de la actividad fotosintética de la flora del río.

    Por otro lado la Diputación, incomprensiblemente, sigue emperrada en soltar truchas arcoiris triploides, que compiten con las autóctonas (por mucho que no se reproduzcan). Me juego una cena a que en cuanto dejen de practicar esta burrada la autóctona aumenta en los cotos donde se hace.

    Añade a eso el cambio en el régimen de los caudales de los ríos. Nuestros ríos se han vuelto más torrenciales, es decir, su caudal depende más directamente de las precipitaciones. Antes, el monte retenía una cantidad mucho mayor de agua, y escurría en superficie poco a poco. Los ríos siempre llevaban mucha agua, incluso en agosto. El cultivo de pino no ayuda, ya que compacta más el suelo que el bosque natural (aunque esto varía según el manejo y según la litología). Ahora el monte está lleno de pistas y caminos (¡¡¡más de 100.000 kilómetros en Gipuzkoa!!!) que drenan la lluvia según cae, haciendo de canales. La cubierta de suelo permeable no es continua, y el agua que antes circulaba a su través durante semanas antes de llegar a algún cauce, ahora abandona ese suelo a los pocos metros, puesto que se encontrará una pista que interrumpe su camino. El agua se vacía a la pista y fluye en superficie a una velocidad mucho mayor.

    El resultado es que en los ríos hay una variación de caudal más importante que antes; habitualmente hay ‘poca’ agua (menos que antes, quiero decir), pero las crecidas son más inmediatas. O sea, su régimen es más torrencial. Hay problemas de arrastre de suelo, de oxigenación… y de hábitat para truchas y salmones.

    Podemos seguir con el consumo cada vez mayor de agua para industria y hogares, con la proliferación de infraestructuras (estaciones de aforo, minicentrales…) Hay mucho donde elegir.

    Con respecto a las aves, tened en cuenta que la presencia de aves es señal de que hay peces. Nunca un depredador (que no sea el humano) ha acabado con su presa. Le va la vida en ello, joder, pero es que además es imposible. Antes desaparece él por hambre.

  5. ganadera Says:

    Lo cormoranes como los buitres. Si hay demasiados es necesario controlar las poblaciones. Igual que las palomas en las ciudades

  6. Tarratian Says:

    A los tontos deslenguados también habría que eliminarlos. Por lo menos a dos.

  7. Sinrazon Says:

    Y si empezamos por comprarle un bozal a Tarratian para que nos deje en paz con sus buitres y cormoranes?

  8. Tarratian Says:

    Perdon, donde dije dos quiero decir tres

  9. ARRO Says:

    ¿Se te acabaron los argumentos Tarratian? Y tu mas.

Escriba su comentario