Tres mil viticultores se manifiestan «por un precio digno» para la uva

geroa_5.jpgElcorreo.com. Alrededor de tres mil viticultores ‘tomaron’ ayer las calles de Logroño en una manifestación en la que exigieron precios «dignos» para la uva. La marcha estaba convocada por las organizaciones agrarias UAGR, EHNE, UAGA, UPA y UAGN (procedentes de las tres comunidades que comparten la Denominación de Origen Calificada ‘Rioja’), y a ella se adhirieron otros colectivos, como UGT, Fademur (Asociación de Mujeres del Mundo Rural), IU o el Movimiento Rural Cristiano. También representantes del PR acudieron a la concentración final en El Espolón.

A las 11.30 de la mañana se inició la manifestación en las puertas de la sede del Consejo Regulador de la DOC ‘Rioja’. Los dirigentes de las organizaciones convocantes encabezaron la marcha con una pancarta en la que se leía ‘Queremos vivir de las uvas. La viticultura de calidad necesita rentabilidad’.

«Cada vez estamos peor, estamos cobrando las uvas por debajo de los costes de producción. En la Interprofesional el sector comercial ha impuesto sus tesis, y la gente está muy harta», afirmó Luis Torres, de UAGR. «Queremos seguir viviendo de las uvas en nuestros pueblos», añadió Pedro Luis Cadarso, de UAGN.

Eusebio Fernández, de UPA, incidió en que «nos encarecen el precio de coste para producir calidad y luego nos aplican medidas de mercado con precios ridículos». Por parte de la alavesa UAGA, Eduardo Jalón también reiteró que «cada año bajan precios y todavía quieren más, no podemos aguantarlo ni soportar la crisis nosotros solos». Y el navarro Alberto Sáenz, de EHNE declaró que la actual coyuntura económica «va mal para unos pero no tanto para otros porque bodegas con millones de beneficio pagan las uvas a 38 céntimos el kilo».

La protesta recorrió las calles Piqueras, Eliseo Pinedo, Jorge Vigón y Vara de Rey. Varios tractores, petardos, tambores y la burra ‘Mari Pili’, que encabezó la marcha, pusieron la nota de color. A lomos de la burra, Acacio mostraba una pancarta en la que se leía ‘Vuelvo a ir en burro, las uvas no valen un duro’.

Escriba su comentario