TODO MENTIRA

No nos quedan palabras para seguir denunciando esta situación. Se veía venir. El Gobierno español sigue sin querer proteger a sus pescadores y ahora los trabajadores del mar son quienes pueden pagar con su vida la sinrazón de un Gobierno inoperante.

Seguro que ahora sacan a trabajar su maquinaria propagandística e intentan justificar el pago del rescate que el armador deberá hacer efectivo a los piratas somalíes, haciendo patriotismo de alcantarilla cuando la “eficiente” fragata española escolte al atunero vasco donde trabajan pescadores (no mercenarios) y se dirija a su tierra.

Escuchamos a los políticos que nos gobiernan decir que no es el momento de denunciar esta situación, que ahora se trata de solucionar el problema. Nosotros decimos que ellos son los responsables y culpables de que esta situación vuelva a reproducirse. Lo que ocurre en Francia no ocurre en España y nuestro sentimiento es de vergüenza.

Escriba su comentario