Todo es la venta (o casi), aquí producir ya sabemos todos

4203502vacas.jpegGABRIEL DE LA MORA – Hoy el precio del ibérico marca nuevos mínimos. Hoy empiezan las cotizaciones por debajo de las del año anterior, Dios nos libre. Eso quiere decir que nadie come ibérico y que también hay muchos cochinos. Al paso que vamos no va a quedar ni uno solo en el campo, al menos los tipos duros que resistan, se beneficiarán en el futuro.

Mi atronador padre tuvo a bien no malvender sus productos a ladrones de insigne pelo la campaña anterior, y prefirió correr con los riesgos de ser propietario de unos cientos de jamones colgados en un secadero. Distribuidores, intermediarios e industriales traspasaron los riesgos y las pérdidas a los productores, que es lo que tiene ser el más débil de la cadena productiva.

Y ante tal ignominia el otro día tuvo una idea de las suyas. Retener a cada productor de vacuno unas pesetas por kilo y destinarlo todo, directamente a través de un ente intermedio, a la configuración y compra de publicidad en televisión, para promocionar el consumo de carne, de esos mismos ganaderos.

No por ser idea excesivamente trillada no es acertada. Lo interesante es quitar de enmedio múltiples intermediarios, como en todo, que al final se comen los costes del dinero aportado para tales inversiones y además hacerlo en conjunto. Muchas cooperativas tienen a bien en pensar que deben contratar comerciales, para buscar mercados donde vender sus productos, y tienen toda la razón. Pero seguirán en las mismas si no piensan a lo grande, y en hacer muy eficiente ese money utilizado para tal fin.

Lógicamente creo que todavía piensa en parámetros de una gran organización de agricultores, con facilidad para obtener esas economías de escala. Ahora bien, si ahora ASAJA, COAG y UPA pretenden trabajar conjuntamente, no sería una idea descabellada plantear a los agricultores un tributo interno que vaya a retribuir directamente anuncios publicitarios.

Si se realiza con transparencia y honestidad, una vez hechos los cálculos, y con un poco de apoyo público (¿para qué demonios puede servir RTVE?) los resultados pueden ser interesantes, y el apoyo del agricultor, desde su propio bolsillo, puede ser real. Tierra de sabor dice el anuncio de la Junta de Castilla y León.

Para que luego digan que cada uno no pone de su parte, él ya pone un poquito por todos, al menos en las ideas, que la edad no pasa en balde.

Lógicamente conseguir convencer a todo productor para que confíe en tal inversión y se llegue a un tamaño mínimo, que haga verdaderamente rentable la inversión, puede ser una proeza.

Y sin embargo hoy creo que más que nunca, gracias a Internet, la facilidad para poner los productos del campo directamente en la mesa del consumidor, no es ninguna utopía. De hecho es una realidad que ya practican cientos de agricultores avezados. Pequeñas explotaciones, diversificadas, que ofrecen en temporada el producto directamente recogido, de la mayor calidad, a precio parecido al del súper e incluso por encima.

pd Ayer compré 1 kilo de patatas (no más que mi familia me mata) a 0,60€. Diez veces mayor precio que lo que vende el productor, 0,06€/Kg. esta campaña. El vendedor me confesó que las compraba a 0,45€/kg.

¿Tienen los agricultores conocimientos para llevar a cabo organizaciones de distribución de productos agrarios? Sólo es cuestión de módulos de producción adaptados a modulos de venta. Y si no que le pregunten a las fruterías al por mayor de los barrios de las ciudades. En estas épocas se están forrando, disminuyendo los precios al consumidor, por productos de calidad, que llegan constantemente en camiones desde casi el campo.

Una respuesta to “Todo es la venta (o casi), aquí producir ya sabemos todos”

  1. ganadero Says:

    La ganadería no tiene futuro, pásense a la agricultura antes de que ya sea demasiado tarde… parece mentira pero mucha gente se está haciendo vegetariana, además los de Naciones Unidas en especial la FAO está promoviendo una alimentación más vegetariana.

    Saludos,

    Juan de Dios.

Escriba su comentario