SUBEN DE MANERA ALARMANTE LOS ROBOS DE GANADO

enba_mini1.JPGGanaderos de ENBA denuncian la falta de interés de la Ertzaintza ante un problema cada vez mayor.

La falta de interés de la Ertzaintza y su total inoperancia ante una problemática cada vez mayor, deja totalmente desamparados a varios ganaderos de la zona de Muskiz, donde se están produciendo robos de manera repetida.

En un momento económico en el que los ganaderos se encuentran con grandes dificultades para poder continuar con su actividad, varios ganaderos de Muskiz han visto cómo además de tener que contar con las dificultades propias de su actividad, la situación se les ha complicado debido a los robos producidos en los montes de Muskiz.

Ante esta situación y habiendo realizado las  pertinentes denuncias ante la Ertzaintza, los ganaderos que han sufrido estos robos, no sólo han tenido que soportar el robo de sus animales, sino que además han visto cómo su denuncia se ha quedado en saco roto ante la total pasividad de la Ertzaintza.

Si hubiera interés, los animales se podrían localizar.

Además del habitual sistema de identificación numérico con el que cuentan las ovejas (crotal o pendiente), estos animales cuentan con un sistema de identificación electrónico llamado bolo ruminal, con el que se cuentan las ovejas. Se trata de una tecnología análoga al chip de los perros que hace que todos los animales puedan ser identificados individualmente.

Es totalmente viable pues, detectar y localizar el origen de un animal.

A todo ello, se le suma la existencia de indicios sobre el posible destino de los animales, que han sido comunicados a la Ertzaintza y ante los cuales la respuesta ha sido la inacción y actitud pasiva por parte de la Ertzaintza.

ENBA denuncia la total indefensión con la que se encuentran nuestros ganaderos ya que ante un problema de robo de ganado, la Policía Autonómica no se ha molestado en investigar los robos de ganado ocurridos en una zona fronteriza con Cantabria (Muskiz), ni ha dado los pasos necesarios para conseguir resultados a través de la colaboración con la Guardia Civil para que se compruebe si son ciertas las sospechas  de que los animales robados han sido trasladados a otras Comunidades Autónomas.

En definitiva, ENBA considera inaceptable el comportamiento que ha demostrado hasta el momento la Ertzaintza y solicita que el Departamento de Interior del Gobierno Vasco active de manera urgente las medidas necesarias para impedir que continúen estos robos.

 

Escriba su comentario