Sanzberro anuncia medidas en la gestión de la población de buitres en Navarra

buitres00.jpgEstarán enfocadas a “conservar la especie en condiciones adecuadas y a minimizar sus efectos sobre el sector ganadero”- Durante este año se crearán seis nuevos Puntos de Alimentación Suplementaria de Aves Necrófagas

Además de esto, la consejera ha anunciado en conferencia de prensa que durante este año se crearán seis nuevos Puntos de Alimentación Suplementaria de Aves Necrófagas (PASAN) en la Comunidad foral que garanticen el sustento alimenticio de los buitres y contribuyan a reducir sus desplazamientos en busca de comida. La red de puntos gestionada por el Gobierno navarro se verá incrementada, de este modo, en nuevos centros que se unirán a los ocho ya existentes en la región, puestos en marcha en el año 2008, con la idea de cubrir las zonas de mayor intensidad ganadera de la Comunidad foral.

El objetivo del departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente es que, a medio plazo, la red de PASAN alcance los 20 o 30 puntos y cubra la totalidad del territorio foral, a excepción de la zona centro, que debe quedar libre para no interferir en el tráfico del aeropuerto de Noáin.

A cada uno de los puntos existentes en la actualidad se les está suministrando una carga estimada de carne para alimentar a los buitres, siendo la media actual de suministro de 1.000 kg./día en total, aunque se pretende que ésta aumente hasta los 2.000 a finales de año, teniendo en cuenta que cada ejemplar necesita medio kilo de carne diario para sobrevivir.

“La población actual de buitres en Navarra es de 7.500 ejemplares, cantidad que en mayo se precisará después de que se realice el cuenteo quinquenal, aunque se cree que la tendencia de parejas nidificantes en Navarra va a la baja”, ha comentado Sanzberro.

Los traslados de los buitres pueden tener efectos secundarios, como la presencia de estos animales en las explotaciones ganaderas, que ha originado ataques a especies vivas, y también el sobrevuelo de las aves de áreas urbanas con aeropuertos.

El comportamiento alimenticio de los buitres, como especie necrófaga, implica también la ingesta muy ocasional de animales en vida, lo que se llama “aprovechamientos en vivo”.

“Esta cifra supone un 0,04% del total de su alimentación anual”, ha explicado la consejera. “Aún así, con la implementación de los puntos alimenticios pretendemos suplementar la alimentación de la población de buitres con el ánimo y la esperanza de minimizar las incidencias que está habiendo en el sector ganadero”.

Sanzberro ha informado de que en 2008 se produjeron 92 reclamaciones de ganaderos asegurando que alguno de sus animales había sufrido “ataques” de buitres y 15 de estos casos concluyeron con una indemnización por parte del Gobierno foral tras el análisis de un veterinario especializado.

“Los ataques son más habituales en momentos proclives a la indefensión del animal, como en el periodo que rodea al parto. Lo que se recomienda es que los afectados llamen a emergencias ambientales en el 112 y procedan a tapar al afectado a la espera de que llegue el especialista, cuya actuación se produce en un plazo no superior a 4 horas desde la reclamación”, ha detallado la consejera.

El departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente ha informado de que, en cifras concretas, el Gobierno de Navarra destina más de 400.000 euros para la gestión de la población de buitres, de los cuales se calcula que se invierte una medio de 20.000 para cada uno de los nuevos puntos alimenticios.

DIARIO DE NAVARRA

Escriba su comentario