MONTAÑISMO O NEGOCIO ¿?

Como personas admiradoras del colectivo de los aficionados a la montaña, que acaban de descubrir la realidad y el negocio que se esconde detrás de muchos deportistas que han hecho de esta afición su modo de vida, no podemos sino sentir reparo ante la actitud de determinados escribientes que no dudan en criticar abiertamente y con el mayor de los desprecios a colectivos por la acción de una minoría y se dedican a ocultar los trapos sucios cuando toca hablar de lo que a uno le alimenta.

Para ser mas explícitos nos referimos al tratamiento periodístico en el blog Basabide de la noticia sobre el rifi rafe  mediático y al mas puro estilo de “aquí hay tomate” que han protagonizado dos ídolos montañeros como son Juanito Oiarzabal y Edurne Pasaban debido a un supuesto rescate y la denuncia de unas fotos posadas durante el mismo, de estos que se creen héroes y heroínas, que en muchos casos se dedican a que les suban a base de dinero a las montañas mas importantes de nuestro planeta. Montañas con ecosistemas delicadísimos que por cierto están siendo utilizados como vertederos de este nuevo negocio que se llama montañismo profesional.

Felicitarle al señor Fernando J. Perez por su eficiente defensa del espectáculo ocultando la realidad de algo que debería de criticar con la máxima dureza si es que de verdad ama tanto como pregona la naturaleza y la montaña. Me temo que el negocio y los intereses comerciales tienen los tentáculos muy largos.

Escriba su comentario