Pastores exigen que no se acepten razas foráneas en la D.O. Roncal

635.jpegFinanzas.com. Pamplona, 25 feb (EFE).- Pastores de ovino de Navarra, convocados por el sindicato EHNE, han protestado hoy en Pamplona por la situación de la Denominación de Origen Roncal y han exigido al Consejo Regulador que actúe con “responsabilidad” y desista de introducir razas foráneas.

La protesta, que ha contado con ovejas, una degustación de queso y una escenificación a cargo de los pastores, ha tenido lugar en la plaza del Castillo, donde, bajo el lema, “D.O. Roncal que no te engañen y que no se aprovechen”, han exigido que se mantenga el actual reglamento de la Denominación y no se acepten las razas intensivas assaf y laucane, siguiendo la resolución de la Comisión Europea.

Desde allí los pastores se han dirigido hasta la sede del Parlamento foral, donde hoy se debate una moción de CDN que insta al Ejecutivo a recurrir la decisión de Bruselas sobre el futuro de esta Denominación.

Al respecto, en declaraciones a los medios de comunicación, el presidente de EHNE, Fermín Irigarai, ha dicho a los partidos navarros que la competencia para recurrir o no la decisión de Bruselas es exclusiva del Consejo Regulador, el Gobierno foral no tiene más competencia que la de tramitar la decisión que adopte el citado Consejo, que se reunirá mañana a petición de los consejeros de EHNE.

Esta movilización tiene su origen en la solicitud del Consejo Regulador de modificar el pliego de condiciones para permitir hacer queso de la D.O. Roncal con leche de ovejas foráneas, según EHNE, que ha señalado que la respuesta de Bruselas a esa petición ha sido que “no porque la modificación que se plantea no refuerza el vínculo con la zona geográfica de producción”.

“Los cambios que se pretenden no refuerzan el vínculo de la D.O. Roncal con el medio en el que se desarrolla”, ha señalado Irigarai, quien ha apuntado que “cualquier cosa que justifique ese cambio de reglamento no tiene una base real, estará basada en el engaño”.

Irigarai ha incidido además en la necesidad de que la sociedad navarra, los consumidores, sepan que “una denominación de origen no es una estrategia de mercado, es la protección de un producto determinado, diferenciado, específico que tiene detrás una cultura, una historia, una forma de hacer y una relación profunda con el medio”.

“Cualquier cosa que lleve a modificar esos pilares fundamentales supone un engaño”, ha aseverado Irigarai, quien ha denunciado su “utilización en beneficio de sectores determinados”.

Al respecto ha indicado que “es claro el interés que está moviendo a los promotores de esta modificación, que son la industria y algunos, muy pocos, pastores de Navarra, un interés económico exclusivamente”.

Y es que, según ha explicado, “la leche de oveja de raza latxa cuesta 0,27 céntimos de euro más que la de razas foráneas, assaf (procedente de Israel) y lacaune (de Francia)”.

De estas últimas ha dicho que son “razas intensivas, que se explotan estabuladas permanentemente y con un manejo muy diferente al de la latxa, a base de concentrados y piensos, que nada tiene que ver con el aprovechamiento que la latxa hace de los montes y la contribución que esta oveja hace al mantenimiento de un medio ambiente en buenas condiciones”.

En la D.O. Roncal se transforman unos 2.500.000 litros de leche en 400.000 kilos de queso, según los datos facilitados por EHNE, que señala que en la última década la producción de leche con destino a la D.O. se ha incrementado en un 10 por ciento.

 

Escriba su comentario