Nuevo caso de fiebre aftosa en el sur de Inglaterra

Las autoridades británicas han confirmado que el lunes se detecto el segundo foco de fiebre aftosa en un  rebaño situado a cinco kilómetros de distancia de donde se ubicó el primer caso hace cinco días, lo que obligo al sacrificio de 100 reses.

Las autoridades establecieron un cordón sanitario con un radio de 3 kilómetros y una zona de vigilancia con un radio mínimo de 10 kilómetros en torno al primer lugar donde fue detectada la enfermedad.

El gobierno británico ha prohibido el traslado de ganado en Inglaterra, Escocia y Gales mientras la Comisión Europea ha formalizado la veda a las exportaciones británicas de carne, productos lácteos y ganado en pie.

Las autoridades temen que este último caso de fiebre aftosa podría costar “decenas de millones de libras” y además de afectar a las granjas de la zona bajo vigilancia también podría repercutir sobre mataderos y plantas de procesamiento de carne.
 
Fuente. Agroinformacion.com

Escriba su comentario