Nuevo ataque de lobos en el Valle de Valdebezana

lobo.jpgGENTE DIGITAL – Según ha denunciado Asaja Burgos, “el problema no estriba únicamente en la muerte del ganado sino en el estrés que se crea a los animales que rebaja de manera notable sus producciones, con el consiguiente perjuicio económico para el ganadero”.

Asaja considera que “de ninguna manera el ganadero debe ser el responsable de un animal que no es suyo, menos aún de soportar la carga económica de un seguro, único instrumento para indemnizar al ganadero por ataques de lobos, que le obliga a protegerse de los daños causados por la fauna cinegética. Seguro que además en ningún caso cubre todos los daños económicos que sufre el ganadero”.

La responsabilidad social ante el lobo, su sustento y protección social no puede corresponder en exclusiva la ganadero, añade el sindicato agrario, “sino que la Junta de Castilla y León debe afrontar toda la carga económica que ello conlleva a través de los presupuestos generales de la Comunidad”.

Esta organización considera que de persistir la actual situación, no sólo se verá mermada considerablemente la cabaña ganadera, especialmente en las comarcas del norte de la provincia, sino que además la obligatoriedad del seguro para el cobro de las indemnizaciones por el ataque del lobo, terminará abocando a la ruina a la ya maltrecha situación económica de los ganaderos.

Escriba su comentario