NAVARRA. Desarrollo Rural y Medio Ambiente estudia si continuará la prohibición de pesca de trucha

EscudoNavarra.gifLa consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Begoña Sanzberro, presidió ayer la reunión de la Comisión Asesora de Pesca, de la que forman parte las asociaciones de pescadores de Navarra y miembros del citado departamento. En la reunión se dieron a conocer los datos sobre la población de trucha común en Navarra, que se presentaron más tarde en rueda de prensa.

El Plan de Actuación para la mejora de la calidad ambiental de los ríos, puesto en marcha en enero con el objetivo del mantenimiento de la población de trucha y que contemplaba, entre otras medidas, la prohibición de pesca de trucha en la región salmonícola superior, ha dado sus primeros frutos. Se ha realizado un muestreo en una red de 60 puntos de los ríos de la zona norte y media de Navarra, estudio que se realiza desde 1992.

1.869 truchas por hectárea

La población media de trucha común para el conjunto de los ríos de la cuenca salmonícola es de 1.869 truchas por hectárea. Supone un aumento del 14% respecto a 2007, aunque continúa estando por debajo de lo deseable (2.000-4.000 truchas por hectárea). «Se trata, por tanto, de una densidad de población débil y que, además, varía de unas cuencas a otras», señalaba la consejera. Se han detectado un 22% más de alevines y un 4% más de juveniles (727 ejemplares por hectárea). La población de truchas adultas (223 ejemplares por hectárea) refleja un aumento del 23% respecto al año anterior, situándola en niveles normales. «Éste es uno de los datos más esperanzadores», comentaba, ya que debería tener un reflejo directo en el aumento del potencial reproductor, del que se espera un aumento en 2009 del 29% respecto a 2008.
«La recuperación ha sido desigual en las diferentes cuencas, ya que la densidad sigue siendo muy débil en los ríos pirenaicos»”.

El Plan de Actuación contemplaba, entre otras medidas, el incremento de la vigilancia de los ríos; mejoras en el hábitat; control de la población de cormoranes; prohibición de la pesca de trucha común en la región salmonícola superior; repoblación con trucha línea Bidasoa; incremento de especies pescables (trucha triploide y anguila); e incremento del cupo y del período de pesca del salmón.

El principal motivo de la regresión de la población de truchas es ambiental, por lo que las actuaciones dirigidas a recuperar su hábitat natural inciden de forma positiva en su recuperación. Se han invertido 1,2 millones de euros para la permeabilización de ríos en 2008, permitiendo que la fauna piscícola pueda remontar los cauces. Se han realizado 4 escalas de peces en la cuenca del Bidasoa y 5 en el río Salazar. Además, durante los próximos años están previstas hasta 40 nuevas actuaciones en las cuencas del Bidasoa, Leizarán, Aragón y Ega.

Durante el pasado invierno se sembraron más de 195.000 huevos embrionados. Además, en primavera se repobló tanto el curso principal del Bidasoa como los afluentes con unos 75.000 juveniles de trucha. Los trabajos de repoblación han incluido, además, la suelta de casi 100.000 truchas triploide adultas en los ríos de la zona salmonícola mixta y en cotos intensivos.

La Comisión de Vigilancia, formada por el servicio de guardas forestales del departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, el Seprona de la Guardia Civil y la Policía Foral, además de por guardas contratados por las Asociaciones de Pesca ha presentado también balance.

Se han realizado 1.582 actuaciones, que se han saldado con 151 denuncias por furtivismo, 134 relacionadas con vertidos y 48 por otras causas. Además, el aumento de la vigilancia ha producido un descenso notable de las incidencias por vertidos.

Medidas en estudio

El departamento decidirá próximamente si continúa el próximo año con la prohibición de la pesca de la trucha común en la región salmonícola superior. «Hasta el lunes las asociaciones pueden presentar sus propuestas y todas ellas se estudiarán», según la consejera. Adelantaba que entre las propuestas que han recibido está la de abrir la pesca, pero sin muerte, vedar tramos del Bidasoa para la pesca del salmón o imponer un cupo máximo de dos salmones por pescador y temporada.

DIARIO VASCO

2 Respuestas to “NAVARRA. Desarrollo Rural y Medio Ambiente estudia si continuará la prohibición de pesca de trucha”

  1. Tarratian Says:

    No he visto el informe, pero llama la atención que donde menos cormoranes y garzas hay es donde menos se ha reuperado la población de truchas, y al contrario: la recuperación es mayor donde más aves ictiófagas hay.

  2. jose Says:

    cabrones navarros k petais los rios de aragon en los captura y suelta teneis lo k os mereceis ni una puta truxa k os jodan

Escriba su comentario