Millonarios en créditos

Javier García Álvarez y Joaquín Díaz son dos ganaderos de Llanera que llevan más de veinte años luchando para ampliar su producción. A golpe de créditos y mucho esfuerzo, García y Díaz tienen cada uno más de 700.000 kilos de cuota y una media de 150 animales.

orde_ando

A la hora de analizar el nuevo escenario que plantea la subida de precios para la ganadería asturiana, los dos reconocen que ahora reciben más precio por la materia prima, pero que en absoluto van a hacerse millonarios. Más bien al contrario. Javier García, de Santa Cruz de Llanera, asegura que el aumento de precio les está sirviendo para mitigar pérdidas: «En los últimos años lo pasamos mal para hacer frente a todos los pagos y ahora tampoco nos sobra nada».


Los ganaderos están endeudados hasta el cuello. A Javier García los créditos le llevan casi 6.000 euros al mes. «La gente nos dice que ingresamos millones, pero igual que entran, salen», indica. A Díaz la historia le suena muy familiar. Deudas de 30.000 o 40.000 euros para comprar cuota láctea son habituales en ganaderías que han buscado crecer como único modo de mantener la competitividad.
Ambos estiman que para mantener cierto equilibrio entre ingresos y gastos la leche debería pagarse al menos a 50 céntimos, y no a 42 y 43, como en la actualidad. A Díaz le indigna que el consumidor se quede con la copla de que el litro de leche está más caro que el gasóleo. «Es verdad que subió la leche, pero nadie tiene en cuenta las bajadas que hemos padecido entre 2003 y 2006», comenta. Joaquín Díaz considera que las empresas han subido los precios porque han tocado fondo en las bajadas «y no les ha quedado más remedio». Se pregunta adónde van los márgenes de beneficio si el ganadero cobra un veinte por ciento más y el consumidor paga un 40 por ciento más. «Esos beneficios no llegan al ganadero, que nadie lo piense», señala.

Ambos insisten en que una ganadería es una empresa en la que hay que hacer inversiones que, en su caso, superan el millón de euros. La compra de cuota, la maquinaria y el arrendamiento de fincas son algunos de los «pozos» a los que se va el dinero que entra cada mes.

A Díaz, abastecedor de Central Lechera Asturiana, le duele que nadie valore el sacrificio que realizan los ganaderos que luchan por salir adelante y mantenerse en el sector: «El ganadero tiene que aguantar todo, somos la escoria. Nadie da la cara por nosotros. Cuando bajaron la leche nadie decía nada».

Joaquín Díaz tiene dos hijas adolescentes y asegura que por nada desea que sigan sus pasos. En el caso de Javier García, la familia también desempeña un papel clave en el trabajo diario. Su esposa, Ángeles Sirgo, natural de Gozón, es una más en la ganadería. Dos familiares jubilados que viven con ellos también echan una mano. El gran temor ahora es que se frenen las subidas y que, a la vez, incrementen el precio de los cereales debido a la demanda de los biocombustibles. El precio crece, las preocupaciones también.

Fuente. Lne.es

Una respuesta to “Millonarios en créditos”

  1. Matriarka Says:

    Quisiera dedicarle este articulo a Mohanled y animarle a que siga escribiendo su opinion aqui. Nosotras no le vamos a fusilar, que no se preocupe. Lo digo por lo que pone en su blog.

Escriba su comentario