Miles de personas se concentran hoy contra la suelta de más osos

oso.jpgElperiodicodearagon.com .Colectivos de ganaderos, pastores, cazadores y agrupaciones ciudadanas de ambos lados de la frontera se manifestarán hoy en el municipio francés de Tarbes para exigir al gobierno francés que no suelte más osos en el Pirineo. Diferentes asociaciones del país vecino han organizado esta marcha,que comenzará a las once de la mañana y en la que esperan reunir a un mínimo de de 6.000 o 7.000 personas, para expresar su rechazo a las declaraciones de la secretaria de estado de Medio Ambiente, Chantal Jouanno, que anunció en enero la voluntad del Ejecutivo galo de introducir nuevos ejemplares.

La reintroducción del oso es objeto de duras polémicas entre los que se oponen a este programa y los que defienden su continuación, en la línea de las directrices marcadas por la Unión Europea. Mientras agrupaciones como UAGA, que ya anunció esta semana su participación en la convocatoria, se oponen a la presencia de los plantígrados, las formaciones ecologistas exigen que esta se amplíe. Los Verdes de Aragón solicitaron ayer al Gobierno autónomo que agilice los trámites burocráticos para que los ganaderos se sientan arropados ya que, a su juicio, proteger al oso implica «proteger el tejido social del Pirineo».

Este colectivo recordó que el Gobierno de Aragón destinó el pasado año otro medio millón de euros a diferentes actuaciones relacionadas con la conservación del oso en el Pirineo, guardería forestal, patrullas de seguimiento y educación ambiental, y valoró que está realizando «un considerable esfuerzo económico» que revitaliza la economía de la zona.

El plan de acción galo puesto en marcha en el 2006 acaba de terminar y Francia estudia ahora el nuevo, que se prolongará hasta el 2013 y que podría contemplar la suelta de nuevos ejemplares. Sin embargo, y a pesar de las declaraciones de Jouanno, el Ejecutivo francés se ha mostrado cauto sobre este tema ante la proximidad de las elecciones regionales, que se celebrarán el domingo.

El plan para la reintroducción del oso en el Pirineo ha sido objeto de polémica desde sus comienzos. Ganaderos de las zonas por las que transitan los plantígrados han criticado duramente la presencia de estos animales, mientras que los colectivos favorables, como la Fundación Oso Pardo, han lamentado la falta de información y de coordinación entre administraciones. De hecho, han sido en gran medida las comunidades autónomas españolas las que han hecho un esfuerzo de cara a informar a la población sobre la presencia de los osos, favorecer la coordinación y arbitrar compensaciones para los afectados.

 

Escriba su comentario