Mercado Agrícola: “A perro flaco, todo son pulgas”

tocando_tierraEn las décadas pasadas, las subvenciones agrícolas y los programas de apoyo gubernamentales, permitieron que los países mayores exportadores retuvieran grandes excedentes, los cuales se pudieran utilizar durante épocas de escasez de alimento para mantener los precios bajos. Pero las nuevas políticas comerciales han hecho la producción agrícola mucho más sensible a las demandas del mercado, situando a las reservas globales de alimento en un mínimo histórico desde hace 25 años.

Sin reservas, el mal tiempo y las malas cosechas tienen un mayor impacto en los precios de los alimentos. Esto significa que una sequía en Australia y una inundación en Argentina, dos de los proveedores más grandes de leche industrial y mantequilla del mundo, provocarán un aumento en el precio de la mantequilla en Francia que aumentó el 37% de 2006 a 2007. Y después este aumento de la mantequilla se ve reflejado también en un producto de gran consumo en Francia, el croissant, del cual el 21% está compuesto de mantequilla y leche (que también ha sufrido un aumento abismal). Por lo que al final, el consumidor ha tenido que pagar por el croissant entre un 6 y 15% más.

Los costos del alimento en el mundo han aumentado 23% de 2006 hasta 2007, según el FAO. Los granos subieron el 42%, el petróleo 50% y la leche el 80%. Los economistas han dicho que en el corto plazo, los gobiernos tendrán que responder con controles, pero las tentativas de controlar los precios en un país a menudo tienen efectos extremos en otra parte. Las restricciones de China de exportaciones de harina de trigo causaron aumentos en los precios en Indonesia este año, según el FAO. Ucrania y Rusia impusieron restricciones de exportación del trigo, causando una reducción en la oferta y una consecuente subida en los precios para los países importadores. En Perú por ejemplo, en parte debido al coste de trigo importado, los militares han comenzado a comer pan hecho de harina de patatas, una cosecha natal.

Fuente: CNN /Agroinformacion.com

Escriba su comentario