Medio centenar de explotaciones rurales guipuzcoanas sufrieron serios desperfectos por el temporal

Unos cincuenta caseríos agroganaderos de Gipuzkoa se han visto afectados por el temporal de estos pasados días. Los datos concretos se sabrán cuando las organizaciones sindicales agrarias obtengan una relación de sus socios afectados. Los desperfectos se han cebado sobre todo en tejados, cuadras, almacenes e invernaderos. Sin contar los destrozos de las huertas al aire libre.

 

 Félix López de Etxezarreta, presidente de Gilbe, la asociación de horticultores de Gipuzkoa, con 170 asociados, señalaba a este periódico que «aún es pronto para poder cuantificar los daños del temporal, pero sabemos que son numerosos e importantes. Cuando tengamos todos los partes acudiremos al seguro colectivo contratado. Mientras, los más de 21 baserritarras que han dado parte no podrán producir con normalidad».

El seguro baserritarra puede cubrir los daños -continente- y los efectos -contenido- siempre que el productor haya incluido y abonado ambas cláusulas en el contrato el seguro. «Y no suele ser así», lamenta el presidente de Gilbe. «Siempre suponen pérdidas porque nunca recuperamos todo lo que se ha estropeado».

Tasadores

En la sede guipuzcoana de ENBA, la asociación de agricultores y ganaderos de Euskadi, una portavoz señalaba que también estaban recogiendo los partes de daños de sus asociados y que «los destrozos aún están sin cuantificar, pero las instalaciones ganaderas han sido las más perjudicadas».

Las primeras quejas que han recibido en ENBA se referían a destrozos de los tejados de los pabellones y de cubiertas de caseríos. Lo peor es la tardanza de los tasadores de los seguros, «que están saturados y van a tardar demasiado en evaluar los daños, en perjuicio de los productores. Además, con todos los desperfectos que ha habido en las poblaciones tardarán aún más por muchos esfuerzos que hagan las aseguradoras». Recalcaba que la producciones agroganaderas más afectadas por el vendaval se encuentran en la costa.

Maider, responsable de EHNE en Gipuzkoa, señalaba que «los asociados afectados dan el parte de daños a sus seguros».

DIARIO VASCO

Escriba su comentario