MAYOR CONTROL EN LOS CONTRATOS DE LOS TEMPOREROS

logoUAGAEL CORREO – La Unión de Agricultores y Ganaderos de Álava (UAGA) exigió ayer a las instituciones vascas mayor coordinación y flexibilidad administrativa para mejorar las campañas de temporeros en el campo alavés. Un mes después de finalizar la vendimia -trabajo que concentra mayor número de empleados extranjeros-, el sindicato destacó la necesidad de facilitar la contratación en origen para garantizar condiciones laborales dignas y evitar la subcontratación y la proliferación de las mafias.

La responsable de temporerismo en UAGA, Eva López de Arróyabe, confesó que la campaña de este año ha sido una de las más difíciles por la «descoordinación» entre la Tesorería de la Seguridad Social y la Inspección de Trabajo.

«Sorprende que las inspecciones sean solo burocráticas y no se preocupen de si se hacen bien las cosas y se cumple con los derechos de los trabajadores. Hay que atajar la subcontratación que sigue habiendo», destacó la representante sindical. El solapamiento de las fechas de inicio de la recogida de la uva en Rioja Alavesa provocó otro problema, la falta de alojamientos. «La vendimia se hizo en cinco días y no dábamos abasto para ofrecer trabajadores a todos los agricultores que necesitaban. No pedimos hoteles de cinco estrellas pero sí que las instituciones ayuden para que se hagan más alojamientos», añadió.

2.040 contratos

A pesar de estas complicaciones técnicas, el programa de contratación en origen ha funcionado mejor que en 2009. Se han hecho 2.040 contratos para 738 trabajadores repartidos en 300 explotaciones. El mayor volumen se realizó en la vendimia, 1.420 contratos, en su mayoría a temporeros marroquíes; el resto, para la recogida de patata y pimiento. «Sorprende que pese a la crisis que sufre el sector del vino, los agricultores, que aún no saben cuánto les van a pagar por la uva, apuesten por hacer las cosas bien», manifestó López de Arróyabe.

Escriba su comentario