Más de 150 personas agricultoras y 550 temporeros participan en el Plan integral del Temporerismo de la UAGA

logoUAGAUAGA puso en marcha hace más de doce años el programa de contratación en origen con el fin de regular la situación del trabajo temporal agrario. Desde el año 2000, además, UAGAparticipa en la Mesa Interinstitucional sobre Trabajo Temporero de la que nace el Plan Integral de Temporerismo que engloba todas las fases relacionadas con las personas temporeras.

En la Mesa Interinstitucional sobre Trabajo Temporero participan junto a UAGA, el GobiernoVasco, la Diputación Foral de Álava/Araba, la Subdelegación del Gobierno, Caritas, UGT, CCOO, Itsasmendikoi e IKT.

El programa de contratación en origen nació con el objetivo de luchar contra la
subcontratación y dar respuesta ante los problemas sociales, económicos y culturales que sedaban y se siguen dando actualmente en materia de temporerismo. Este programa une por un lado a los agricultores y agricultoras que demandan mano de obra para poder hacer frente a las campañas (vendimia, patata, etc) y a los temporeros y temporeras que llegan para cubrir esos puestos de trabajo. Antes de que den inicio las labores de temporada desde UAGA se diseña la campaña junto con las personas agricultoras con el fin de fijar fechas, plazos, número de trabajadores y trabajadoras que se necesitarán y poder garantizar así unas condiciones dignas a las personas temporeras.

Dentro de este programa se especifican varios puntos que ambas partes deben cumplir.
Por parte de los agricultores y las agricultoras que participan en el programa deben avisar
a UAGA con un plazo mínimo de 48 horas antes de comenzar y 24 horas antes de finalizar
la labor para poder organizar el trabajo y llegada de las personas temporeras como su
alojamiento. A su vez, la persona agricultora debe comunicar siempre cualquier cambio en la contratación y todo movimiento ha de ser comunicado a UAGA. Las personas agricultoras siempre han de respetar las condiciones de la oferta de la contratación y bajo ningún concepto pueden renegociar las condiciones.

Una vez que da inicio la campaña se mantiene un contacto directo con las personas
agricultoras y temporeras mediando en los problemas que puedan surgir.

Alojamientos

Dentro de las condiciones de este programa se establece asegurar el alojamiento con
unas mínimas condiciones de habitabilidad, evitando cualquier situación de precariedad.
Para ello, UAGA cuenta con una red de alojamientos. En la pasada campaña se ofrecieron
cerca de 70 alojamientos, entre ellos el alojamiento comunitario de Leza. Cabe reseñar
además que el agricultor o agricultora no tiene la obligación de ofrecer alojamiento y por ello los alojamientos son prestados entre las personas agricultoras para que puedan alojar a las personas temporeras que trabajan en campaña. Por último, recordar que todas las personas contratadas en origen llegan con alojamiento.

Todos los alojamientos son revisados por los servicios técnicos de UAGA previo comienzo
de campaña con el fin de garantizar unas condiciones de habitabilidad. Los alojamientos que conforman parte de este proyecto cuentan con unas condiciones mínimas de habitabilidad.

Todos ellos cuentan con camas o literas (1 por persona), baño, agua caliente y cocina equipada tanto con utensilios de cocina como con frigorífico o lavadora.

En la pasada campaña de vendimia más de 150 personas agricultoras, entre ellas varias
bodegas, se sumaron al programa de contratación en origen y éste año se prevé que sean más los que se unan a este proyecto. Más de 550 personas temporeras llegaron a través de este programa. Además, según las previsiones y las consultas recibidas en las oficinas de UAGA se espera una mayor llegada de temporeros para la campaña de vendimia que dará comienzo en el mes de septiembre.

Escriba su comentario