Los tripulantes secuestrados están bien, pero desanimados

Los secuestradores han vuelto a permitir que desde el ‘Playa de Bakio’ se transmita un mensaje a las familias de los marineros. Si ayer fue el jefe de máquinas, hoy ha sido el patrón, Amadeo Álvarez quien ha llamado a su casa.

Según ha confirmado su hija a Radio Euskadi, la comunicación ha sido “breve” y para decir que siguen en el barco, que físicamente están bien, pero que la moral es baja.

“Nos llamó mi padre y nos dijo que físicamente están bien porque no les han hecho nada; pero allí y aquí estamos fatal”, ha afirmado.

Al parecer, ha habido una segunda llamada pero no ha trascendido de qué miembro de la tripulación se ha tratado.

Siguen en el barco

Por otro lado, desde el Gobierno vasco aseguran que las negociaciones evolucionan positivamente aunque desmienten que se haya puesto ya sobre la mesa una cifra concreta como rescate.

Han confirmado que los 26 miembros de la tripulación y los secuestradores siguen en el barco fondeados a cierta distancia de la costa, negando así las informaciones que señalaban que habían sido trasladados a tierra, y ha reiterado el llamamiento a la prudencia y la cautela para no interferir en las negociaciones.

Los allegados de los secuestrados también han realizado el mismo llamamiento y han agradecido las atenciones que les prestan tanto las administraciones como la empresa y las muestras de cariño de particulares.

Sin embargo, algunos familiares, como el padre de Mikel Arana, no han ocultado su inquietud por ciertas demostraciones de fuerza por parte del Gobierno español.

Además, según ha podido saber EiTB, en el caso está interviniendo un prestigioso gabinete bilbaíno de expertos en Derecho Marítimo Internacional.

Fuente. Eitb24.com

Escriba su comentario