Los ganaderos volverán a protestar en Bruselas por el precio de la leche

leche.jpgNortecastilla.es. La organización European Milk Board (EMB), que representa a catorce países, entre ellos España, y la coordinadora europea Vía Campesina han convocado tanto a los productores de leche europeos como a los consumidores, a manifestarse el próximo lunes en Bruselas, coincidiendo con la reunión que se celebrará allí de los ministros de Agricultura de la Unión Europea.
El objetivo es exigir una «verdadera» reforma que asegure «precios justos y estables» a los ganaderos, informa Europa Press, y más, teniendo en cuenta que la crisis que viene sufriendo el sector desde hace más de dos años, sigue todavía esperando una solución.
«Sin regulación de la producción y del mercado lecheros no habrá una solución duradera», advierten en un comunicado las organizaciones convocantes. Critican además las recomendaciones del grupo de alto nivel creado por la Comisión para buscar soluciones a medio y largo plazo contra la crisis del sector.
Entre las propuestas del grupo de expertos figura que las cooperativas de productores puedan negociar sus contratos con la industria lechera, incluido el precio del producto, con el objetivo de reforzar el poder de los ganaderos, una recomendación que, según la consejera de Agricultura, Silvia Clemente, ya se viene haciendo.


También abogan por una mayor transparencia en la cadena de suministro que incluya la supervisión de los precios y de datos estadísticos de los mercados nacionales. Otra de las recomendaciones es la de «considerar» instrumentos para reducir la volatilidad del mercado, incluidos los ‘mercados de futuros’.
«No es la solución»
Sin embargo, en opinión de EMB y Vía Campesina, esas recomendaciones «no aportan ninguna solución a la crisis actual y van a agravar la situación de los productores europeos» y demuestran que el grupo de expertos de la UE «ha estado más pendiente de la industria lechera que de los productores». En este sentido dicen que el futuro del sector pasa por una producción «orientada hacia la demanda, con precios que cubran los costes de producción y de un mercado en el que todos los que participen tengan poder de negociación».
Propuestas concretas
Desde la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente comparte la preocupación por un problema que viene arrastrándose desde «hace demasiado tiempo» y por eso aboga por afrontarlo «de frente, y de una vez». Reconoce que «no hay un buen precio, ni un precio justo que reembolse a los ganaderos los costes de producción», por eso sugiere una regulación que establezca un precio mínimo y «que no se pueda comprar leche por debajo de ese precio en Europa», de tal forma que esa cantidad económica garantice la producción al ganadero.
«Nosotros lo hicimos en el caso de la remolacha -recuerda la consejera- Fijamos un precio para el sector con las dos empresas productoras de azúcar en Castilla y león y estaban obligadas a cumplir ese convenio». De esta forma se garantizaba, según Clemente, un precio mínimo que las empresas debían pagar comprando la remolca y ahora, después de los dos años resulta que hemos conseguido garantizar el cultivo.
«Hay que ser ambiciosos e ir a la raíz de los problemas», insistía la consejera, convencida de que es «lo que hay que exigirle a la Comisión Europea». A su juicio, esa es la única forma de solucionar el problema «porque si lo dejamos únicamente a la marcha del mercado ya ha quedado suficientemente acreditado que no se resuelve».

Escriba su comentario