Los ganaderos navarros exigen medidas urgentes para un sector “con el agua al cuello”

logo_ehne.gifN. NAVARRA – Ganaderos navarros, convocados por el sindicato agrario EHNE-Nafarroa, se han concentrado hoy frente a la Delegación del Gobierno para exigir un plan de choque urgente para los sectores ganaderos.

Los ganaderos han exhibido las llaves de sus explotaciones y, de forma simbólica, las han arrojado a la fuente de la Plaza de Merindades “para alertar de que muchas granjas están a un paso de cerrar”, explica el sindicato agrario en un comunicado.

EHNE subraya en ese sentido que el “inasumible” incremento de los costes de producción, el estancamiento de los precios percibidos en origen y el funcionamiento “deficiente” de la cadena comercial “son los causas principales que están abocando a la desaparición de esta actividad económia”.

Ese encarecimiento de los costes, indica el sindicato, han hecho que actualmente los márgenes netos que obtiene el ganadero de porcino en los tres sistemas de producción sean negativos y destaca que, por ejemplo, en el porcino de cebo, producir un kilo de cerdo cuesta 1,18 euros, mientras que el precio percibido por el productor es de 1,07.

En vacuno de carne el coste por kilo producido es de 3,92 euros y el precio del kilo de ternera está a 3,95 euros y los cunicultores perciben 1,58 euros por kilo cuando el de coste de producción es de 1,88 euros.

El sindicato asegura que esta “grave y repetida situación” requiere medidas estructurales “contundentes y eficaces” que impidan más destrucción de puestos de trabajo en el sector agrario y en el medio rural.

En la concentración celebrada hoy EHNE ha querido dejar patente que la situación de la ganadería a día de hoy “es la más dura que nos ha tocado vivir” y por ello el sindicato ha entregado una “tabla reivindicativa” a la delegada del Gobierno, Elma Sáiz, con medidas que competen al ministerio.

En esta “tabla reivindicativa”, el sindicato hace propuestas como la implantación de mecanismos de gestión de mercados, la refinanciación de la deuda contraída por los productores, medidas fiscales, el cumplimiento de la normativa vigente por parte de la industria agroalimentaria y trasladar el incremento de costes de producción a lo largo de la cadena de valor.

Escriba su comentario