Los ganaderos guipuzcoanos, en contra del aumento de la cuota lechera en Europa

enba_mini1.JPGLaUE incrementó ayer un 2% la producción para bajar los precios

Los productores dicen que algunas explotaciones dejarán de ser rentables

El incremento de un 2% de la cuota lechera aprobado ayer por la UE para la campaña 2008-2009 supone una nueva vuelta de tuerca para los ganaderos guipuzcoanos, quienes consideran que con esta medida se reducirá aún más la rentabilidad de sus explotaciones e incluso creen que las más pequeñas dejarán de serlo.

Un nuevo mazazo para un sector, como el guipuzcoano que ha registrado una reconversión muy fuerte en los últimos años, con la desaparición de muchas explotaciones. Xabier Iraola, secretario general de la Asociación Agroganadera Enba, señala que no es necesario aumentar las cuotas de leche para tratar de reducir los precios, «ya que bastaría con rebajar los márgenes de distribución, que son los que más se están beneficiando del incremento de los precios». Cabe recordar que la leche es uno de los productos de la cesta de la compra que más se ha encarecido en el último año, con una subida del 27,7%.

Con el incremento aprobado ayer, la oferta de leche de los 27 países comunitarios podrá incrementarse en 2,84 millones de toneladas y alcanzar los 145,7 millones. En el caso de España, la cuota asignada se situará en 6.239.289 toneladas. Los 27 lo aprobaron por mayoría, con el rechazo de Alemania y Austria, que mostraron su preocupación por el impacto en la ganadería en zonas de montaña, mientras que Francia se abstuvo. España respaldó la decisión, aunque la ministra en funciones del ramo, Elena Espinosa, pidió que las medidas «estén adaptadas a la situación de cada país». España tiene déficit en la producción de leche, pues frente a una cuota que ronda los seis millones de toneladas, el consumo se sitúa en los nueve millones de toneladas.

Desaparición de cuotas

La medida se inscribe también dentro de la progresiva desaparición de las cuotas lecheras que pretende la UE para 2015. De hecho, el Consejo de la UE aprobó ayer otro documento de conclusiones sobre la reforma de la PAC en el que constata que el régimen de cuotas lecheras va a desaparecer en esa fecha.

Xabier Iraola señala que la liberalización de las cuotas supondrá la «puntilla» para las explotaciones guipuzcoanas, de menor tamaño que las de otros países. «Para que sean rentables hay que meter más vacas. La orografía montañosa en la que se desarrolla nuestras explotaciones y con poblaciones muy cercanas limitan la posibilidad de aumentar las dimensiones de las explotaciones, que deben cumplir además una serie de requisitos medioambientales con los purines». Todo ello hace, según el secretario general de Enba, que las explotaciones familiares estén abocadas a su desaparición.

Fuente. Diariovasco.com

Escriba su comentario