Los expertos ven con esperanza la próxima costera de la anchoa

Anchoa_antxoa_arrantza_pesca_2007050215520905hg2.jpgEL CORREO – La campaña científica llevada a cabo por Azti-Tecnalia para determinar el estado de la anchoa del Cantábrico estima en cerca de 142.000 toneladas la biomasa juvenil, una cifra adecuada para mantener la especie en niveles biológicos aceptables en la próxima costera. Aunque los ejemplares detectados en el estudio llevado a cabo el pasado septiembre han sido de menor tamaño, «la biomasa del Golfo de Bizkaia puede catalogarse de media en el histórico de la década», indicó el director de Pesca e Industrias Alimentarias, Jokin Díaz, durante la presentación de los resultados de Juvena 2012.

Los resultados sitúan a la especie ante «un escenario moderadamente positivo de cara a la próxima campaña, por lo que la decisión de la Unión Europea de establecer la cuota de pesca en 20.700 toneladas fue correcta y ajustada a la realidad», recalcó. Los datos pronostican, según los expertos, que si se da una supervivencia invernal similar a la de años anteriores, existe una probabilidad «muy alta de que la biomasa de stock adulto en 2013 supere el límite establecido en 21.000 toneladas por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar», indicaron.

Esta situación permitirá a la UE mantener el Total Admisible de Capturas (TAC) de bocarte en vigor desde el 1 de julio, que asciende a 20.700 toneladas. Los arrantzales, por su parte, valoraron de manera positiva los resultados dado que garantizan la estabilidad de una de las principales costeras de la flota de bajura. Durante la pasada campaña, los puertos vascos registraron la entrada de un total de 6.700 toneladas de anchoa que arrojaron un valor global en lonja de 15 millones de euros, con un precio medio de 2,24 euros el kilo.

Escriba su comentario