Los biocarburantes y la política europea

GASOLINA.gifLa comisaria de Agricultura, Mariann Fischer, descarta renunciar al objetivo que se ha autoimpuesto la Comisión Europea de que en 2020 el 10 por ciento del carburante que se use en el transporte sea biocombustible. Bruselas niega que éstos tengan algo que ver en la subida del precio de los alimentos.

La Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo pide que se rebaje hasta el 4 por ciento. Los eurodiputados sí parecen creer que el uso de cultivos agrícolas encarece los alimentos, como sostienen el Banco Mundial y la FAO.

Es la eterna historia: la Comisión y el Parlamento casi nunca están de acuerdo en asuntos agrarios y medioambientales. La Eurocámara suele ser más sensible a las posiciones de productores y ecologistas (que, por otro lado, suelen andar a la gresca en cuanto un asunto compete a ambos colectivos), pero el Ejecutivo comunitario acaba imponiendo sus criterios. ¿Lo mantendrá en este caso a pesar de las voces contrarias?

Fuente. LA OVEJA NEGRA

Escriba su comentario