Los baserritarras temen que los recortes en Diputación pongan la puntilla al campo

enba_mini1.JPGDIARIO VASCO – Los constantes anuncios por parte de la Diputación de Gipuzkoa de que la crisis obligará a recortar los presupuestos del Gobierno foral el año que viene y que incluso se plantea la posibilidad de reducir el número de departamentos para contener el gasto, ha generado honda preocupación en el medio rural. Los baserritarras temen que «una vez más» el departamento para el Desarrollo del Medio Rural (antes Agricultura) sea el más perjudicado por los recortes y que este área llegue a una situación presupuestaria en la que «sea mejor que desaparezca a que exista sólo de cara a la galería». Una posibilidad que supondría una «estocada de muerte» para la supervivencia de las explotaciones agroganaderas de Gipuzkoa, que tienen en la Diputación el «principal apoyo administrativo a la hora de afrontar inversiones».


La organización agroganadera vasca ENBA ha remitido por ello una carta al diputado del ramo, Rafael Uribarren, en la que le muestra su inquietud ante las consecuencias que los recortes puedan tener para el sector. En su misiva, ENBA lamenta cómo el departamento para el Desarrollo del Medio Rural de la Diputación de Gipuzkoa «viene sufriendo una disminución progresiva de sus recursos disponibles durante los últimos diez años» y que el recorte ha sido de un «brutal 20%» en 2010, lo que ha dado lugar a un «presupuesto exiguo que le incapacita para emprender cualquier proyecto».
De hecho, la asociación que preside Mikel Arteaga recuerda que la «columna vertebral» de este departamento es el Plan de Ayudas a la Inversión, que supone a su vez el «principal apoyo administrativo con que cuenta el sector en Gipuzkoa al abordar inversiones en las explotaciones agroganaderas». Un programa -señala ENBA- que «no se ejecutó en 2009» y que «este año se ha publicado con un presupuesto tan exiguo que podemos considerarlo como inexistente».

«Envidia »

ENBA compara la situación en Gipuzkoa, donde el presupuesto de este plan «ha caído de 3,5 millones en los últimos años a 1,5 en 2010», con la de Vizcaya, donde el Gobierno territorial «ha incrementado las ayudas de 5,5 a 8,5 millones de euros para promover la inversión en la actual etapa de crisis». Los baserritarras recuerdan en este punto que el agro guipuzcoano es similar al vizcaíno «tanto númerica como cualitativamente», por lo que consideran esta diferencia histórica, aumentada este año, como un «agravio comparativo» que observan con «envidia».

Los baserritarras advierten de que un nuevo descenso presupuestario en el departamento para el Desarrollo del Medio Rural supondría una «estocada de muerte para la supervivencia del propio departamento y para el propio sector agrario» al que sirve. Por ello reclaman un «importante aumento» de los recursos destinados a este área, a pesar del recorte del 11% en el presupuesto general previsto para la Diputación.

«Competencias agrarias»

Unos recursos que, en opinión de ENBA, deberían destinarse mayoritariamente a apoyar el sector agrario. Y es que, según esta organización, el departamento acomete «una serie de acciones y programas de carácter medioambiental y de desarrollo de los municipios más pequeños que trascienden su función agraria» y que se llevan a cabo «a costa de menguar los recursos para la actividad productiva en el campo» guipuzcoano. Por ello ENBA insta a la Diputación a que este tipo de actuaciones en municipios y parques naturales «no se hagan a costa del presupuesto agrario».

En este sentido, reclama que el presupuesto «se concentre en competencias eminentemente agrarias, como el Plan de Ayudas a la Inversión», que para cubrir las necesidades del sector y fomentar las inversiones que favorezcan una mayor modernización, productividad y rentabilidad de las explotaciones agroganaderas del territorio, debería contar con un presupuesto mínimo de «cinco millones de euros».

 

Escriba su comentario