Los atuneros vascos abandonan una de sus principales zonas en el Atlántico

BARCO_GIF.gifDEIA – Europa y Gabón rompen las negociaciones para renovar el acuerdo pesquero

La ruptura de las negociaciones entre la Comisión Europea y el Gobierno de Gabón para la renovación del acuerdo pesquero que expiró el pasado diciembre impedirá a los buques atuneros vascos el acceso a las aguas de este estado africano. La noticia supone un duro golpe para el sector toda vez que pierde la posibilidad de faenar en una zona de pesca donde los barcos obtienen buena parte de las capturas anuales.

La Comisión Europea ha confirmado la noticia en respuesta a una pregunta formulada por la eurodiputada de EAJ-PNV, Izaskun Bilbao Barandica, en la que reclamaba información sobre las negociaciones para la renovación del acuerdo pesquero y las razones que dificultan la prórroga del convenio. Aunque por el momento no se ha determinado una fecha concreta para reanudar las conversaciones, la eurodiputada jeltzale se ha comprometido a “seguir de cerca la evolución de las negociaciones e instar a la Comisaria de Pesca a buscar fórmulas que permitan renovar el acuerdo”.

La no renovación del acuerdo de pesca con Gabón supone el cese inmediato de la actividad para los buques de la Unión Europea que faenan en aquellas aguas. “Para nosotros la prohibición de faenar en aguas de la Zona Económica Exclusiva de Gabón supone un auténtico mazazo. Buena parte de las capturas que obtenemos en aguas del Atlántico se producen en esa zona, principalmente durante los meses de verano. Esperemos que ambas partes retomen las negociaciones para alcanzar un acuerdo que nos permita volver a pescar en Gabón” aseguraba ayer el patrón de un pesquero bermeano que desarrolla su actividad en aguas del Atlántico.

El protocolo suscrito por ambas partes en octubre de 2005 con una vigencia de seis años afecta a 40 buques pesqueros comunitarios, 24 atuneros y 16 palangreros de España, Francia y Portugal. La mayoría de los 12 atuneros congeladores que faenan en aguas de Gabón bajo pabellón español tienen su base en el puerto de Bermeo. En el convenio vigente durante los últimos seis años, la Unión Europea se comprometió a abonar 860.000 euros, de los que cerca del 60% se destinaría al fomento de la sostenibilidad en la política pesquera gabonesa.

PERIODO DE REFLEXIÓN Según la Comisaria de Pesca de la UE, María Damanaki, después de dos rondas de negociaciones con representantes del Estado africano se ha avanzado muy poco en dos cuestiones de principio. Por un lado, las autoridades de Gabón se niegan a aceptar la inclusión en el protocolo de una cláusula sobre el respeto a los derechos humanos. Asimismo, Bruselas exige que la contribución económica de la UE debe estar supeditada “a la aplicación efectiva de los objetivos y acciones que se han definido conjuntamente por el Gobierno de Gabón y la Comisión”. Como quiera que no se han logrado avances, ambas partes han estimado necesario abrir un periodo de reflexión.

La suspensión del acuerdo pesquero cierra toda posibilidad de pescar túnido en esas aguas a los buques comunitarios. Y es que la cláusula de exclusividad prevista en el acuerdo de asociación impide la consecución de acuerdos privados de pesca entre armadores y gobierno de Gabón. Mientras tanto, buques atuneros congeladores con banderas de terceros países podrán seguir faenando con normalidad en las aguas territoriales del estado ribereño africano en virtud de los acuerdos privados alcanzados por las empresas armadoras y las autoridades gabonesas.

Esta ruptura se produce pocos meses después de que la flota comunitaria se viera obligada a abandonar las aguas del caladero saharaui-marroquí tras el fracaso de las conversaciones mantenidas entre Bruselas y Rabat. Y este verano expiran los acuerdos vigentes con Mauritania y Guinea Bissau.

Escriba su comentario