Los agricultores y ganaderos son los más interesados en conservar la naturaleza

La Organización Agraria ASAJA de Castilla-La Mancha estima que el último informe que han presentado Greenpeace se aleja y mucho de la realidad al acusar a los agricultores y ganaderos de los mayores responsables de los incendios forestales.

Asaja.gif
La organización ecologista llama irresponsable al agricultor por sus periódicas quemas de rastrojos e inconsciente al ganadero por sus quemas para la regeneración de pastos, prácticas ambas que desde hace muchos años han dejado de ejercerse ya que penalizan recortando considerablemente las ayudas al agricultor profesional. Desde que se estableció la condicionalidad, sólo en casos muy específicos se han llevado a cabo la quema de rastrojos, y, en cualquier caso, han sido controladas y vigiladas muy de cerca por la propia Administración.
ASAJA C-LM considera que acusar a los verdaderos conservadores del campo no es más que una estrategia para salir en los medios de comunicación y mientras se aprovechan del trabajo de los agricultores no buscan soluciones a un problema que afecta a todo el país.
La Organización Agraria insta a los ecologistas de Greenpeace a buscar a los verdaderos culpables de los incendios forestales, ya que los datos en los que basan el informe Incendiarios, además de referirse al pasado periodo de 1996-2005, proviene del Ministerio de Medio Ambiente, que en los últimos años parece interesado en criminalizar al agricultor. Por ello, ASAJA invita a Greenpeace a sentarse y buscar una propuesta conjunta que ponga fin a este problema que asola nuestra naturaleza.

Fuente. Agroinformacion.com

Escriba su comentario