Linces y cazadores

lince.jpgSin animo de herir ninguna sensibilidad, ya que el único fin de todos debe de ser la conservación del Lince Ibérico.

Las poblaciones de Linces aumentan en las fincas privadas Andaluzas gestionadas por cazadores, lo cual supone a las administraciones competentes gasto 0.

Las poblaciones de linces disminuyen en Doñana, gestionado por grupos conservacionistas y administracion, con inversiones subvencionadas de muchos millones de euros.

Conclusión, los cazadores aportamos en la conservación de la naturaleza.geroa_ss.jpg

cuadro_linces.bmp

 

 

 

 

Recomendamos la lectura de este buen articulo de Jose Luis Garrido LINCES Y FURTIVOS.

3 Respuestas to “Linces y cazadores”

  1. Tarratian Says:

    Geroa, varias puntualizaciones:

    Gasto cero, pues… no. Estos propietarios reciben ayudas para la gestión de sus fincas precisamente por la importancia que representan para los linces.

    Doñana no lo gestionan grupos conservacionistas, lo gestiona alguien mucho peor: la administración. O mejor dicho, las administraciones (le Estación Biológica de Doñana, a través del CSIC (educación), y el Parque Nacional a través de Parques Nacionales (medio ambiente). A los que habría que añadir los propietarios particulares, que, quizás para sorpresa tuya, son en su mayoría grandes terratenientes muy ligados a la aristocracia, a la gran empresa y a la caza. Es decir, la dicotomía que planteas entre Doñana por un lado y fincas de caza por otro, no es tal. La mayor parte de Doñana SON de hecho fincas de caza.

    Lo que no resta una pizca de mérito a los propietarios que han sido capaces de conservar y cazar a un tiempo durante tantos años. Pero no conviene olvidar que estas fincas de caza tan bien gestionadas son una excepción más que minoritaria en el conjunto de fincas de caza.

    Saludos,

    Tarratian

  2. geroa Says:

    Bien Tarratian, tienes razón pero en parte. El coste que supone la conservación del lince ibérico en Andalucía y el Águila imperial en la comunidad de Madrid en las fincas privadas gestionadas por cazadores también ecologistas es descaradamente inferior a las gestionadas digamos públicamente, a través de determinados grupos conservacionistas o que por lo menos dicen serlo con presupuestos Europeos multimillonarios y de euros. Sabes que se han producido negligencias grandes por parte de estos grupos.
    Discrepo con lo de la excepcionalidad de fincas de caza bien gestionadas, lo cual no quiere decir que existan cotos o fincas que hacen mal las cosas.

  3. Tarratian Says:

    Estoy básicamente de acuerdo. La eficiencia del gasto público siempre es menor. Las tuberías tienen fugas en todas las juntas (especialmente cuando se JUNTAN el hambre y las ganas de comer)

    Y en cuanto a la competencia técnica de los equipos a los que se les han encargado los proyectos, hay dudas más que serias sobre la misma. Muy, muy serias. Pero esos no son ‘grupos conservacionistas’. Son empresitas, profesionales y equipos universitarios que han encontrado un huerto que cultivar y del que vivir. Una combinación MUY PELIGROSA (tanto para el erario como, especialmente, PARA EL LINCE).

    Claro que no hay que ir muy lejos para encontrar ejemplos análogos bastante más cerca.

Escriba su comentario