Leche Río dejará de recoger leche a 50 productores leoneses a partir de la próxima semana

Asaja.gifASAJA considera que se trata de un “capricho de la industria”, por lo que solicita a la mediación de la Consejería de Agricultura. Mientras el sector sigue demandando un contrato que establezca tanto precios como condiciones de entrega y recogida.

La industria láctea gallega Leche Río dejará de recoger a medio centenar de productores leoneses a partir de la próxima semana. Se trata de una decisión que ha sorprendido al sector en un momento de profunda crisis. La medida adoptada comenzaría a aplicarse desde el próximo jueves uno de mayo e implicaría una cantidad de leche estimada de 70.000 litros.

Una decisión que, la organización agraria atribuye al “capricho” de la propia industria, dado que la medida “no se corresponde con una situación real del mercado y que más bien es una decisión empresarial para dar respuesta a otros problemas derivados de una mala gestión en la láctea gallega Leche Río”.

Una situación que para ASAJA “deja al descubierto” la “irregular” situación que tienen que “soportar” los productores de leche, tanto de vacuno como de ovino, “que carecen de un mínimo contrato con la empresa con la que trabajan, lo que les obliga a tragar con lo que la industria decida, sea dejar de recoger la leche de un día para otro, como en este caso, o lo que no por habitual es menos grave, que te pague a mes vencido la leche que le has entregado al precio que unilateralmente marca”.

Un nuevo revés para los productores de leche que demandan un contrato que establezca tanto precios como condiciones de entrega y recogida, así como un plazo de aviso “suficiente en caso de rescisión” de la relación entre ganadero e industria, para que el productor “tenga tiempo de encontrar un nuevo comprador y no exponerse a encontrarse con un producto perecedero que no puede colocar”.

Una situación por la que ASAJA ha pedido la mediación de la Consejería de Agricultura y Ganadería y el delegado del Gobierno. En las cartas remitidas esta misma mañana, exigen a ambas administraciones que se tomen medidas “para evitar que se quede leche sin recoger a partir del día uno de mayo, para evitar abusos en la liquidación de la leche de abril por parte de la empresa que interrumpe la recogida y para que las relaciones de los ganaderos con el nuevo cliente sean al menos equivalentes a las que rijan en el mercado”.

Fuente. Agrocope.com

Escriba su comentario