Las organizaciones agrarias y el ministerio sellan un acuerdo para diseñar un plan nacional de ovino

Hasta altas horas de la madrugada del jueves estuvieron negociando en Madrid los representantes de las tres organizaciones agrarias nacionales -COAG, Asaja y UPA- con el secretario general del ministerio, Joseph Puxeu, para encontrar una solución a la crisis que atraviesa el sector ganadero en el país. El cierre del encuentro fue satisfactorio y de hecho podría desembocar en la desconvocatoria de la gran manifestación nacional prevista para el jueves 29 de noviembre en Madrid. Ambas partes consensuaron un ‘documento de intenciones’ en el que la Administración nacional asume una serie de compromisos con los ganaderos que podría ayudar a solventar el problema.

Asaja.gifcoag.giflogoUpa.jpg

En principio se acordó elaborar un plan del ovino para todo el territorio nacional, con una dotación presupuestaria directa de 300 millones de euros, ‘más luego el reparto de 650.000 derechos ahora y 275.000 más en el segundo trimestre del 2008’, según el presidente nacional de Asaja, Pedro Barato.

Además se acordó la reducción de módulos fiscales que afecta a todos los profesionales de una u otra forma porque antes ‘estábamos pagando por lo que no cobrábamos’, explica el secretario regional de la misma organización, José Antonio Turrado. Asimismo se abordó el acceso para los ganaderos a los derechos acoplados, la supresión de las tasas de retirada de los MER de los mataderos y de la devolución de las primas que pagan los ganaderos por la retirada de los cadáveres de las explotaciones.

Todo ello está recogido en un documento inicial que será ratificado en un encuentro a celebrar el próximo lunes en el que participarán de nuevo las tres organizaciones agrarias. Lo más lógico es que en esta misma reunión se decida suspender la gran manifestación prevista para el próximo jueves ya que se da por entendido el compromiso del ministerio para cumplir estas propuestas.

‘Todo apunta a que se suspenderá la manifestación’, asegura Turrado aunque, como puntualizaba su presidente nacional, Pedro Barato, ‘aún no se puede dar por desconvocada’ y es que quedan pendientes aún otras cuestiones como la Seguridad Social, ‘para lo que hablaremos con el Ministerio de Trabajo, y un tema sobre los precios que establece el Tribunal de la Competencia, ya que ahora mismo tenemos el cordero más barato que en 1994’. Tampoco se concretó un plan de reestructuración que facilite el abandono en condiciones dignas para los ganaderos con una edad avanzada que decidan retirarse.

Fuente. Terra.es

Escriba su comentario