Las D.O. podrán controlar su potencial vitivinícola más allá del año 2015

puxeu.jpgPuxeu destacó que la OCM posibilita el reconocimiento de los Consejos Reguladores de las DDOO como Organizaciones Interprofesionales en el sentido del Reglamento de la OCM.

España, ha conseguido que se retrase la liberalización de  plantaciones que con la OCM anterior se hubiera producido en el año 2010.

 El Secretario General de Agricultura, Josep Puxeu  reiteró ayer que la Organización Común  de Mercado (OCM) vitivinícola, aprobada el pasado mes de diciembre por el Consejo de Ministros de la Unión Europea, que las Denominaciones de Origen podrán controlar más allá del año 2015 su potencial vitivinícola. En el mismo sentido, Josep Puxeu ha recordado que la OCM aprobada en diciembre retrasa hasta el año 2015, con carácter general, la liberalización de plantaciones que hubiera entrado en vigor en el año 2010 si no se hubiera aprobado la reforma de la OCM.

A partir del año 2015, ha subrayado Josep Puxeu, España podrá mantener los derechos de plantación en las Denominaciones de Origen.

Puxeu ha destacado que la nueva OCM establece de forma explícita la participación del sector, a través de sus organizaciones de productores (por ejemplo las cooperativas), para el establecimiento de las medidas de la propia OCM,  con objeto de  mejorar la competitividad del sector.

También ha recordado que la nueva OCM concede un alto grado de subsidiariedad a los Países Productores, para decidir la política a aplicar según sus necesidades particulares y regionales. La política vitivinícola española, se enmarcará en un Programa de Apoyo, que ya se está diseñando con un presupuesto de 400 millones de €.

El Secretario General de Agricultura ha destacado además que la nueva OCM se introduce la posibilidad, por primera vez, de financiar medidas de promoción en mercados de países terceros, sin límite presupuestario y con cargo a los sobres nacionales. Esta era una demanda permanente de nuestros  operadores más dinámicos que contribuirá a mejorar la competitividad de nuestros vinos en los mercados internacionales. España destinará, como mínimo, el presupuesto previsto de más de 32 millones de euros anuales para promoción.

Fuente. Agroinformacion.com

Escriba su comentario