Las cofradías del Cantábrico piden pescar un mínimo de 7.000 toneladas de anchoa

Anchoa_antxoa_arrantza_pesca_2007050215520905hg2.jpgSegun el presidente de los arrantzales vizcaínos, Iñaki Zabaleta, están dispuestos a compartir este volumen de capturas con los franceses siempre que no faenen en primavera, con cebos vivos y fuera de sus fronteras

La federación de Cofradías del Cantábrico ha solicitado hoy la retirada del veto a la pesca de anchoa y ha pedido la apertura de una pesquería que alcance, como mínimo, las 7.000 toneladas. Así lo ha manifestado el presidente de la Cofradía de Pescadores de Vizcaya, Iñaki Zabaleta, que ha actuado como portavoz de las federaciones reunidas hoy en Gijón para debatir sobre la pesca del bocarte.

Representantes de Galicia, Asturias, Cantabria, Guipúzcoa y Vizcaya han abogado por acabar con la prohibición tras cuatro años y han alertado de que la “flota está muy necesitada”. Zabaleta ha urgido el inicio de negociaciones con Francia para compartir las 7.000 toneladas de pesca permitida que solicitan, aunque ha afirmado que exigirán “contraprestaciones” al país galo, tales como no faenar en primavera, no hacerlo con cebos vivos y no superar los límites fronterizos.

El Total Admisible de Capturas (TAC) establece que la flota francesa acceda hasta a un diez por ciento de la pesquería y la española al 90%. “Francia pide el oro y el moro y todo lo que pueda quitarnos”, ha criticado el presidente de la cofradía de Vizcaya, que ha asegurado que, más allá de los porcentajes establecidos, “habrá que negociar”.

La decisión sobre mantener o no la veda de la anchoa depende de las conclusiones de los científicos y los niveles de ejemplares que demuestre la biomasa, pero los pescadores se muestran esperanzados porque el año pasado el nivel oscilaba entre las 29.000 y 30.000 toneladas y esperan que “haya mejorado”. El próximo mes de julio la Unión Europea se posicionará, ha manifestado Zabaleta, y después el Consejo de Ministros decidirá.

“Credibilidad”

El secretario de la cofradía gallega, Juan López, ha estimado que las negociaciones con Francia derivarán en un aumento de la “credibilidad” del sector y ha abogado por desarrollar una “pesca sostenible”. Siguiendo este principio, ha dicho, la pesca de la anchoa es viable y eso es lo que hay demostrar. Las cofradías reunidas en Gijón no se han querido posicionar sobre las movilizaciones convocadas por el aumento del precio del carburante.

No obstante, el presidente de la cántabra, Manuel Vinatea, ha considerado que los precios son “muy altos” y ha dicho que de continuar así les obligarán a parar de faenar. “No es que paremos nosotros, es que nos obligan”, ha asegurado, mientras Zabaleta ha afirmado que a la concentración convocada en Madrid irán “los armadores que quieran”.

Vinatea ha criticado que los gobiernos regionales “tiran la pelota” al central y viceversa, aunque las competencias en biocarburantes, ha abundado Zabaleta, pertenecen a la segunda Administración citada. López ha reconocido que, de seguir así las cosas, los pescadores de bajura tendrán “probablemente” que convocar también protestas, pero las actuales son de los pescadores de altura.

Fuente. EL CORREO

Escriba su comentario