Lácteas que abandonaron León compran la leche en Francia a mitad de precio

Leche_20aumento.jpgLos productores leoneses demandarán a la UE por las descapitalización de las cuotas.

La leche francesa se consigue entre 15 y 20 céntimos, frente a los 33 fijados en España.

Ucale Coag denuncia una nueva caída del precio durante esta semana.

El sector lácteo leonés no ve muchas oportunidades para subsistir. Mal negocio ese de producir género sin límite de beneficio y, además, con un precio que dobla al que se puede lograr en Francia el mismo producto. Empresas lácteas que abandonaron rutas de recogida en León la pasada primavera, que dejaron de lado a decenas de explotaciones dimensionadas y competitivas obligadas a tirar la leche por falta de mercado, compran el producto ahora en Francia un 50% más barato de lo que pagaban por él a los productores de León.

Mal negocio tratar de sostener un precio en 33 céntimos de euro (que se pagaba hasta 48 y 50 hace sólo un año) cuando se puede lograr entre 15 y 20 céntimos de euro en las plantas lácteas francesas.

El camino hacia la ruina no parece tener vuelta atrás para las ocho centenares de explotaciones leonesas que tienen a cargo la producción de 212.000 toneladas de leche.

El cupo, precisamente, argumenta la condena. Para armar competitividad muchas de ellas tuvieron que invertir cantidades respetables en adquirir cuota, que llegó a cotizar por encima de los sesenta céntimos por litro. El fenómeno de la descapitalización de se asoma al sector, que ahora tiene entre manos un papel oficial que emite la Unión Europea que no vale -en mercado- ni la mitad de lo que cotizaba hace sólo dos años.

Esta devaluación es directamente proporcional al incremento de cuota que ha aprobado la UE para los próximos años, y que significa una subida del 1% porcentual cada año, hasta conducir al sector a la liberalización total -al mercado libre- en la campaña 2014.

Los ganaderos leoneses se sumarán a una demanda contra la Unión Europea para reclamar daños y perjuicios por la reversión del sistema de cuotas, que el mismo gobierno europeo sostuvo y alimentó. Las pérdidas por la descapitalización podrían superar los 80 millones en el sector lácteo leonés.

El mismo que ha sufrido en el último año vaivenes ante los que pueden resistir pocos segmentos productivos. Con el precio del producto al mismo nivel que los costes de producción, los ingresos de las explotaciones lácteas leonesas han quedado expuestos a la voluntad de las industrias, reacias a levantar la nóminas de los productores. El golpe de gracia para el sector primario lo remata el desfase de los costes que sólo en el último año ha sido suficiente para poner al borde de la quiebra a los negocios lecheros. Una explotación tipo de las asentadas en las vegas leonesas, con un millón de litros de cupo, gasta al día más de 2.000 euros en alimento de las reses productoras. Esto da una idea de lo que le espera al sector. Ucale Coag León considera inadmisible que a la vez que se sentaba a dialogar con el Presidente de la Junta y la Consejera de Agricultura y Ganadería, la industria láctea bajaba en 2 céntimos por litro (3 de las antiguas pesetas), el precio de la leche comprada a los ganaderos durante el mes de noviembre. Con la bajada unilateral del precio a pagar, las industrias dejan muy claro que la verdadera intencionalidad de sus amenazas de abandonar rutas de recogida no es otra que la de pagar menos por el producto que les entregan los ganaderos. Ante esta insostenible situación, Ucale Coag exige una respuesta contundente. «La Junta debe establecer que las ayudas públicas se prioricen sólo para las industrias que se comprometan a mantener la recogida del producto, y a pagarlo a un precio justo, y no para aquellas que se dedican a importar indiscriminadamente, a veces en muy dudosas condiciones sobre la calidad de lo que traen, hundiendo aún más al sector productor, ya de por sí afectado».

DIARIO DE LEON

Escriba su comentario