La venta de Marques de Arienzo a Muriel provoca malestar entre los 130 viticultores que proveían a la bodega

logoUAGALa reducción de rendimientos aprobada agrava aún más la situación

Vitoria-Gasteiz, 9 de agosto del 2010. La venta de la bodega Marqués de Arienzo de Eliciego a Muriel y Riscal ha dejado en una situación de incertidumbre a más de 130 viticultores que proveían a esta bodega, dado que la nueva propietaria de la bodega no comprará la uva a los proveedores habituales.

La venta de la bodega Marques de Arienzo de Elciego perteneciente al grupo Domecq se hizo efectiva a finales de julio por valor de 28 millones de euros. La bodega ha sido adquirida por Marqués de Riscal y Bodegas Muriel; Marqués de Riscal se ha hecho con la marca Marques de Arienzo y más de 300 hectáreas de viñedos y terrenos, mientras que Muriel ha adquirido las instalaciones de la bodega y el personal técnico. Por tanto el grupo Domecq efectuó la venta de su bodega de Elciego sin tener en cuenta a los más de 100 viticultores que vendían su uva a esta bodega. Esta decisión ha generado mal estar entre los proveedores habituales y un ambiente de crispación en la Rioja Alavesa, dado que, la venta de la bodega ha dejado a los viticultores en la calle. 

La venta de la bodega perteneciente al grupo Domecq y el ejecutarla sin tener en cuenta a los viticultores ha agravado aún más la situación del sector que sigue padeciendo los efectos de la crisis, con la bajada de venta de vino y precios que no cubren los costes de producción.

A todo ello, además, hay que sumar la reducción de rendimientos en un 10% ya aprobada y publicada recientemente en el BOE. Esta reducción no contempla una contraprestación o garantías de que se vayan a garantizar unos precios dignos. Modificación, por tanto, que empeora la situación del sector en una época en la que de “precios no se puede ni hablar”.

 

Escriba su comentario