La UAGA urge medidas para frenar la «crisis» que atraviesa el sector ovino

La subida de los fertilizantes y piensos amenaza la rentabilidad de las explotaciones

logoUAGA«Los pastores vivimos una situación crítica». Así lo pusieron de relieve ayer los representantes del sindicato de agricultores y ganaderos de Álava, UAGA, que acudieron a las Juntas Generales para realizar un diagnóstico sobre el sector ovino en el territorio. Y es que, la tendencia al cierre de explotaciones parece no tener techo. Hace diez años había 850; hoy sólo quedan 667. Casi la mitad de ellas son, además, de pequeño tamaño y cuentan con menos de 200 ovejas.

Los ganaderos se quejan del constante incremento del coste de los fertilizantes y piensos. Estiman que han aumentado 160 euros por cada mil litros de leche en el último año. El precio que reciben, a cambio, sin embargo, tan sólo ha subido 89 euros, según detallaron. También se quejan de que el precio del cordero en origen, el que les pagan las grandes comercializadoras, se sitúa en torno a los 3,05 euros, «al mismo nivel que hace más de diez años».

La UAGA pidió por ello a la Diputación que tome medidas para evitar que los pastores entren en una crisis definitiva en «el plazo de un año». En concreto, los sindicalistas reclamaron la construcción de un matadero en la provincia.

«Sanciones mínimas»

En su opinión, una instalación de este tipo en el territorio serviría para hacer el mercado «más transparente». En este sentido, calificaron como «escasa» la partida de los presupuestos de 2008 para el proyecto de construcción de un matadero en Salvatierra.

La UAGA dirigió, asimismo, sus críticas contra las industrias queseras. «Se comportan de forma desleal con el sector y fijan precios muy bajos», subrayó Félix Ajuria, portavoz de la organización.

Los pastores apuestan, por ello, por reforzar de manera importante la marca Idiazabal. De esta forma, criticaron las «bajas» sanciones impuestas por el Ministerio de Agricultura a dos industrias que «duplicaron» las caseínas de sus quesos.

Respecto a la norma foral de montes, aprobada en la anterior legislatura con los votos del PP, el PSE y EA, la UAGA cree que no ha priorizado lo suficiente el uso de los pastos para los ganaderos del territorio.

La expansión del lobo ibérico es, a su juicio, otro de los grandes peligros que se ciñe sobre el sector. «Un plan de gestión del animal en Álava no es una solución», afirmaron con rotundidad. Y es que los pastores consideran «incompatible» la ganadería extensiva con la presencia del cánido.

Fuente. Elcorreodigital.com

Escriba su comentario