La UAGA pide aparcar el plan del lobo y estudiar su impacto en la ganadería

logoUAGAEL CORREO – El sindicato Unión de Agricultores y Ganaderos de Álava (UAGA) y la cooperativa Sergal han pedido que se aparque el proceso de aprobación del plan de gestión del lobo mientras no se realice un estudio previo sobre la situación de la ganadería extensiva y la afección que tendría su desaparición en el territorio. «Si sabemos que la muerte de un lobo vale 35.000 euros, queremos conocer qué efectos económicos y sociales tendría la desaparición del ganado en los montes y el paro de decenas de profesionales. Esos abandonos ya han comenzado a producirse», aseguró un portavoz autorizado del sindicato.

La situación entre los profesionales y la Diputación, que ha impulsado el plan del lobo, es tan tensa a dos días de que termine el plazo de presentación de alegaciones contra el documento, que la UAGA ha solicitado una reunión urgente con el diputado general para buscar una salida, dado el enfrentamiento con el titular de Medio Ambiente, Mikel Mintegi, que defiende la compatibilidad del gran depredador con los animales domésticos en los montes. El sector ha mantenido un pulso con la administración al boicotear todas las ferias tradicionales con presencia de ganado. Ahora están en peligro las de otoño, en Amurrio, Salvatierra y Campezo.

Mientras tanto, sigue sin resultados el estudio genético y de situación que llevan a cabo expertos sobre la presencia del lobo en Álava. Medio Ambiente ha optado por un discreto silencio hasta que se conozcan los datos. «El plan de gestión del lobo es mucho más que la conservación del animal, como los ganaderos quieren resaltar», señaló un técnico foral.

No obstante, este periódico ha podido conocer que el número de ataques en lo que va de año se ha reducido a la mitad. La UAGA señala, en este sentido, que se debe a una menor presencia de ganado en los montes. Otras fuentes indican que Castilla y León ha llevado a cabo una persecución muy rigurosa que ha reducido el número de ejemplares que han atravesado la muga en su expansión. En Álava solamente está autorizada la eliminación de dos lobos al año.

 ¿Cuántos hay?

Los informes deben responder a preguntas como cuántos depredadores hay realmente en Álava y si están asentados o vienen esporádicamente de sus zonas de crianza. «Se ha dicho por un lado que hay al menos 6 ó 7. Otros elevan la cifra entre 30 y 40. Es una exageración, hay muchos menos. El estudio debe precisar la cifra», dice un experto que participa en la reuniones técnicas.

Los ganaderos parten de una premisa radical: lobo y oveja, vacas y caballos son incompatibles. Y su presencia es la puntilla a un sector en crisis, muy desanimado por los precios y especialmente porque la amenaza sobre su modo de vida es real. «El plan de gestión es conservacionista, favorece claramente su establecimiento y expansión», dice la UAGA

«La mejor manera de aportar propuestas y opiniones sobre esta cuestión es hacer uso del período de alegaciones al borrador. Es lo que pedimos», subrayó Mintegi.

 

Escriba su comentario