Miembros de UPA arrojan botellas de leche a la puerta de un supermercado de la cadena Día

Varios miembros de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) derramaron hoy botellas de leche a la puerta de un supermercado de la cadena Día de Ávila para protestar por la bajada de los precios que se pagan a los ganaderos por los productos lácteos ante la presencia en el mercado de los excedentes franceses.

Julio López, secretario general de UPA en Castilla y León, dijo que “España no debe convertirse en el sumidero de Francia” y citó como ejemplo que en los últimos años las explotaciones ganaderas de leche en la provincia de Ávila se redujeron a 60 de las 360 existentes.

Los concentrados profirieron gritos contra la compañía Carrefour, propietaria de Día, y de capital de Francia, porque “comercializa el excedente de la leche francesa”.

según López, la situación es “alarmante” ya que el precio se ha reducido hasta un 50% en el último año, con la consiguiente “ruina de muchas explotaciones”, ya que frente a los 45 céntimos que se paga en origen, sale a la venta en al menos un euro de precio.

“En algunas, como León y Burgos, ni siquiera van a recoger la leche a los ganaderos ante la elevada cifra de litros procedente de Francia” que se vende a las empresas.

“Estamos hartos, soluciones ya”, fue el lema de la protesta, la que originó un enfrentamiento verbal con las empleadas del supermercado, lo que motivó que la Policía tomase la filiación a los manifestantes.
EUROPAPRESS

Escriba su comentario