La politizada Greenpeace pierde su status de ONG caritativa

eko_dictadura_100x100.jpgAPOCALIPTICUS – En una decisión que marca un hito en Nueva Zelanda y enviará temblores alrededor del mundo, la alguna vez respetada Greenpeace es despojada de su status “caritativo.”
 
El juez de la Alta Corte, Paul Heath tomó hoy la revolucionaria decisión después de que evidencia abrumadora fuese presentada probando que las actividades ilegales de la organización estaban motivadas por una extrema promoción política y que había cruzado la línea de lo que las organizaciones de bien público les está permitido.

En una historia que provocó titulares en el New Zealand Herald (Mayo 10, 2011) los “escépticos del clima” en el mundo estarán ahora consultando a los abogados en sus respectivos países para evaluar si se pueden hacer denuncias similares contra la desgracia ex “ONG caritativa”. El Dr. Tim Ball, que está actualmente enfren-tando un proceso judicial por parte de seguidores de Greenpeace en Canadá, urgió a los escépticos a “proseguir esto globalmente.”

Despierta un troyano en los Tribunales del Clima

En los Estados Unidos y Gran Bretaña, los activistas del ecologismo buscaron durante décadas influenciar a los hacedores de políticas mediante una cantidad de protestas ilegales que a menudo involucraban daños criminales e invasión ilegal. Varios prominentes climatólogos de las Naciones Unidas, como James Hansen, se alinearon con Greenpeace y han sido apologistas de los radicales e ilegales actos de estos ecologistas.
Como consecuencia del fallo contra las actividades políticas de Greenpeace de Nueva Zelanda, la ONG será despojada de su status de “caritativa” y con ello perderá prestigio y las ventajas impositivas asociadas con dicho status.

El problemático climatólogo y activista de la NASA, James Hansen, voló a Londres como “testigo exper-to” para testificar en defensa de activistas climáticos procesados por tales crímenes.
 
Hansen testificó a Londres en el caso de “Kingsnorth Six” que habían escalado la chimenea de la planta E.ON de carbón. Los seis habían usado la defensa del cambio climático de Greenpeace –de que sus acciones estaban destinadas a impedir un daño inmediato a la vida humana y a las propiedades que causará el cambio climático –y fueron absueltos.
 
Juez falla que Greenpeace actuó ilegalmente

La decisión del Juez Paul Heath fue el resultado de una apelación presentada por Greenpeace después de que un fallo de 2010 de la Comisión de Caridades hallara que su promoción de “desarme y paz” era política en lugar de educativa. Se determinó que los miembros de Greenpeace habían actuado ilegalmente.
 
El Juez Paul Heath dictaminó:

“Las acciones no-violentas pero potencialmente ilegales (como intrusión), diseñadas para poner (en la visión de Greenpeace) actividades objetables a la luz pública eran un objeto independiente que la descalifica del registro como una entidad caritativa.”

Davey Salmon, el abogado patrocinador de Greenpeace en la acción estaba de cresta caída por su fracaso en su argumento de tal actividad política es aceptable en el Siglo 21.

Escriba su comentario