La Junta de Castilla y Leon recurre la primera sentencia condenatoria por el ataque del lobo a un rebaño

lobo.jpgAGRESTE CAZA – Zamora La Junta de Castilla y León ha recurrido una sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Zamora en la que, por primera vez, se condena a la Administración regional por un ataque del lobo a una ganadería de ovino sufrido al norte del río Duero, fuera de la reserva de caza de la Sierra de la Culebra.

El ataque, que se produjo el 19 de mayo de 2005, causó unos daños estimados en 25.208 euros al provocar la muerte o desaparición de 230 ovejas, la venta prematura de 122 corderos, el tratamiento veterinario de seis mastines durante dos meses, el destrozo de cinco cañizas y daños en otras quince.

Fuentes del despacho de abogados que defiende los intereses del ganadero han explicado a Efe que el fallo judicial condena en primera instancia a la Administración regional al pago de los daños, al entender que los lobos que atacaron la ganadería procedían de la Sierra de la Culebra.

Esta reserva regional de caza, que gestiona la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, cuenta con la mayor concentración de lobos de Europa, con un censo de entre 30 y 50 animales, y está situada a unos veinte kilómetros de Montamarta, donde se produjo el ataque.

Lobos de la reserva
La sentencia ahora recurrida exime de responsabilidad al coto de caza de Montamarta, al entender que éste es exclusivamente de caza menor ya que los terrenos que lo integran son áridos y de escasa vegetación y no constituyen el hábitat natural de la especie.

La magistrada de lo Contencioso Administrativo de Zamora concluye en su resolución que los lobos procedían de la reserva regional de caza, que está relativamente próxima a la explotación ganadera en la que se produjo el ataque.
Por este motivo, absuelve al coto privado de caza de Montamarta y condena a la Junta de Castilla y León a abonar por los daños 25.208 euros más intereses, aunque no se realiza condena expresa en costas.

Al haber recurrido la Administración regional la sentencia, el caso está ahora en manos de la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, con sede en Valladolid.

Los letrados José Gabino Carro y Jesús Conde, que defienden al ganadero, han señalado que el recurso tardará un plazo aproximado de un año en resolverse y han mostrado su intención de impugnar el recurso de la Junta al intentar rebatir la sentencia con la aportación de pruebas que no presentó durante la instrucción del asunto.

Han hecho referencia además que el ataque se produjo en el año 2005 y la resolución definitiva podría retrasarse hasta el año 2010. Fuentes de la Junta han confirmado a Efe que la sentencia es la primera en la que se condena a la Administración por un ataque del lobo al norte del Duero fuera de la reserva regional de caza y han indicado que han recurrido el fallo judicial al entender que no tienen responsabilidad en el ataque.

 

9 Respuestas to “La Junta de Castilla y Leon recurre la primera sentencia condenatoria por el ataque del lobo a un rebaño”

  1. Tarratian Says:

    Completamente lamentable la sentencia. Parte de la asunción de que la fauna salvaje tiene dueño. Es como la lluvia o el pedrisco: mejor hacerse un buen seguro de una vez y dejar de reclamarnos a los demás si te destroza la cosecha.

  2. geroa Says:

    Comparto que la fauna salvaje no tiene dueño. No considero viable un seguro, aunque igual me equivoco. A mi juicio la solución pasa por involucrar a las partes afectadas en la conservacion y en su caso, gestión del lobo. Mientras quienes deben convivir con ellos no lo acepten, siempre saldrá perdiendo el mas débil.

  3. Mauricio Says:

    enlace

    Otro ganadero más….otro cazador “orgulloso” más…
    A ver si las autoridades competentes hacen algo, como con los “ecoterroristas” …….porque denuncias y condenas hay “4” en los ultimos 10 años…, lo cual denota la seriedad….o que no hay furtivismo….
    En fin.

    Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil denunciaron a un vecino de Brañosera (Palencia) por varias infracciones a la Ley de Caza de Castilla y León tras hallar en su explotación ganadera cinco cabezas de corzo, un cuerpo entero de esa misma especie y otro de un lobo, según informaron a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

    Los agentes, dentro de las labores que realizan de prevención de la caza furtiva y del control de las explotaciones ganaderas, procedieron a realizar una inspección en una de ellas, situada en los límites del Parque Natural de Fuentes Carriones y Fuente Cobre – Montaña Palentina.

    Allí, los agentes encontraron el cuerpo de un corzo sin cabeza y eviscerado, por lo que procedieron a inspeccionar también dos frigoríficos y un arcón congelador.

    En ellos, encontraron las cinco cabezas de corzo, el cuerpo completo de otro ejemplar y otro cuerpo entero de un lobo. El propietario de la explotación no pudo acreditar ninguna autorización ni documento que le permitiera legalmente la tenencia de dichos trofeos, por lo que fue denunciado como presunto autor de varias infracciones a la Ley de Caza de Castilla y León.

    Tanto los trofeos como las denuncias han sido ya trasladados a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Palencia para la apertura del correspondiente expediente…

  4. geroa Says:

    Cualquiera que se autodefine como cazador no puede estar orgulloso con lo que ha hecho ese delincuente. Supongo que si un furtivo es católico, el resto de los católicos serán inocentes. Además Mauricio, para que opinar sobre el articulo en cuestión si de lo que se trata es de intentar dañar la imagen de los ganaderos y cazadores.

  5. Raúl Says:

    Mira ,Mauricio para auténticos asesinos estos de tu peña:
    vegetarianos-culpables-de-infanticidio/

  6. Raúl Says:

    Sobretodo son interesantes los 95 comentarios……….leeedlos veganos, se que os gustarán.

  7. juan carlos Says:

    Hola geroa, yo soy cazador y como bien dices estos comportamientos,
    los repudio desde la mas inmensa rabia y por supuesto que la ley debería caer sobre estos comportamientos, con toda contundencia para ver si, se les quitan las ganas de cazar cuando no tienen que cazar, de matar lo que no tienen que matar y no respetando ni épocas de cría, y un sin fin de cosas mas todas reprochables desde cualquier punto de vista puesto que las ejecutan desde una postura miserable teniendo que esconderse, rompiendo , todos los protocolos establecidos por la propia naturaleza. Por supuesto que defiendo la caza pero jamas ese tipo de caza, hoy por suerte no nos encontramos, en los tiempos en que había que cazar para sobrevivir, y los condes, marqueses, duques, y demás personalidades de la aristocracia tenían la exclusividad en la caza, usando a los lugareños en sus batidas y monterías o ojeos de perdiz, como simples perros para cobrarles las piezas abatidas, los cuales por supuesto no tenían ningún derecho para ejercer con la mayor de sus pasiones, innata en algún ser humano en otros no por supuesto, tenían que buscarse la vida y salir al monte para cobrar esa pieza, que le garantizase el sustento de los suyos puesto que las familias eran algo mas numerosas que hoy en día, pero claro estas personas de la aristocracia tenían otros lacayos que eran los guardas que custodiaban las tierras de su señor, sin principios por supuesto porque en muchos casos eran familias de los lugareños, llegando a acosar, perseguir, y maltratar en el peor de los casos con autenticas palizas que no se las desean ni a tu peor enemigo. A esas personas lugareñas que buscaban sobrevivir y usaban las artes que tenían asu alcance yo no las llamo furtivos las llamo supervivientes de un régimen totalmente equivocado en su planteamiento, y forma de vida.
    Por eso pienso que ahora no es necesario desde el punto de vista de un cazador usar esas artes puesto que el sistema recoge el que todos podamos disfrutar de esta pasión, en menor o mayor grado pero todas las personas capacitadas física y psíquica pueden, aun que, aun hoy por hoy persiste en algunos ámbitos ese régimen, pero al que poco a poco con el corazón y el tesón de las buenas personas se va borrando de la historia, por eso pido que se endurezcan las penas y que los furtivos codiciosos paguen la codicia cara y que lo que podía haber sido un negocio sea su peor pesadilla.

    juan carlos.

    un saludo

  8. geroa Says:

    Hola Juan Carlos.

    Estoy completamente de acuerdo con tu post. Hay que desterrar a los furtivos y codiciosos, se tienen que sentir desplazados por los cazadores. Añadir que la caza el un derecho irrenunciable del pueblo, que lo tengan claro quienes nos legislan y quienes pretenden que desaparezcamos.

  9. juan carlos Says:

    Hola geroa, gracias por tu apoyo seguiremos defendiéndonos de los ataques, de todo aquel que con su filosofía dictatorial he incomprensible, pretenda bajo argucias despreciables y sin criterio humano, que se atreva a cuestionar los principios básicos de la propia naturaleza. puesto que esto cuando se creo se creo con unos principios naturales de supervivencia, puesto que si los antepasados nuestros no hubiesen sido dotados del instinto cazador, seguramente ahora no podríamos estar defendiéndonos de astas personas radicales al igual que de otros tantos abusos cometidos hacia toda la humanidad olvidada por estas personas, que en lugar de entender que todos tenemos cabida en este miserable mundo, que nuestro todo poderoso nos a legado, si digo nuestro porque esta gente esta por en cima de el en su concepción de la vida, al pretender cambiar algo imposible asta el año 5000 mas o menos que calculo yo sera quizás cuando el todo poderoso nuestro doblegara por agotamiento y entonces vuelva todo a sus orígenes y estas personas que ahora no quieren carne y aman tantísimo a los animales sean reconvertidos en lechugas.

    juan carlos

    Un saludo

Escriba su comentario