La flota cántabra rechaza el acuerdo de pesca con el País Vaco

Arrantzaleak_2007061421330806xm1.jpeg“Creemos que es un acuerdo a la carta, en beneficio de los pescadores vascos”, aseguran los pescadores cántabros.

Las cofradías de pescadores de Cantabria han reclamado hoy la intervención del presidente, Miguel Ángel Revilla, para que su Gobierno rechace las restricciones a la pesca impuestas en aguas interiores del País Vasco.

La Federación de Cofradías de Pescadores de Cantabria se ha reunido esta mañana en Santoña para analizar el acuerdo al que han llegado los gobiernos de su comunidad y del País Vasco, Asturias y Galicia para reducir en un 80 por ciento la pesca en aguas interiores vascas.
Este acuerdo limita a siete el número de embarcaciones que podrán pescar en aguas interiores del País Vasco durante el segundo semestre del año, una cifra que la flota de cerco de Cantabria no acepta.

Después de la reunión, la Federación de Cofradías de Pescadores ha entregado un comunicado a los periodistas en el que denuncia que se ha llegado a un acuerdo “a la carta, en beneficio de los pescadores vascos”, pide a Revilla que intervenga y reclama sus “derechos históricos de pesca”.

Además, insta al Gobierno regional a no aceptar ni firmar el acuerdo y a no conceder ninguna autorización, ni de cerco ni de cebo vivo, a las embarcaciones vascas, para que no puedan pescar en aguas de Cantabria.

Los pescadores cántabros aseguran que no entienden que en el primer semestre del año pueda pescar toda la flota, porque es la época del año en la que más barcos hay, y se impongan las restricciones en la segunda mitad del año, cuando las embarcaciones de cerco se reducen a la mitad por la costera del bonito.

EL DIARIO MONTAÑES

Escriba su comentario