La FAO aboga por reducir el impacto de la pesca en las aves marinas

barco_bajura04.jpgEmpleando medidas como el “sistema de paraguas” que impide a las aves lanzarse a por los anzuelos en la pesca de palangre o el rastreo de líneas aéreas con gallardetes para disuadir a las aves de sumergirse en búsqueda de cebos.

En los últimos años, la introducción de técnicas para salvaguardar las aves marinas ha dado excelentes resultados, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO.

Ejemplo de ello son los daños colaterales de la pesca chilena con palangres que pasaron de provocar 1.600 muertes en 2002 a 0 en 2006. Situación parecida en el Océano Austral donde se ha pasado de 6.500 muertes en 1996 a ninguna en 2007.

En la actualidad, se están poniendo en marcha medidas para reducir el impacto de la pesca en las aves marinas -especialmente en petreles y albatros- en Sudáfrica, Australia, Chile, Canadá, Brasil, Japón, Uruguay, Estados Unidos, Argentina y Namibia. Unas medias incluidas en los Planes de Acción Nacional dirigidos por cada país según el Plan de acción Internacional para la reducción de las capturas accidentales de aves marinas.

Medidas como las utilizadas en la pesca chilena donde emplean el “sistema de paraguas” que impide a las aves comerse los anzuelos y quedar así atrapados o el rastreo de líneas aéreas con gallardetes para disuadir a las aves de sumergirse en búsqueda de cebos.

ACROCOPE

Escriba su comentario